Cuestión Política

Elecciones ejemplares hasta en el ejido

Con la refundación del otrora IFE, el Instituto Nacional Electoral (INE) se apresta ya a desarrollar un trabajo ejemplar en el país, con el objetivo primordial de que en los comicios federales y locales de nueve estados, a celebrarse en el 2015, no existan descalificaciones ni dudas graves como para poner en riesgo la existencia de esa institución.

La serie de factores que influyeron para que el Congreso de la Unión propusiera la creación de otra instancia se debió, de manera primordial, a que el desaparecido IFE extravió su rumbo y reputación, luego del fallido proceso presidencial de 2006, donde la ciudadanía que votó en las urnas –casi 70 por ciento del padrón- dudó de los resultados dados a conocer por su Consejo General que encabezaba el polémico Luis Carlos Ugalde.

De ahí que, ahora con el INE, todas las elecciones que se celebren en México serán supervisadas a conciencia y lupa para evitar la siembra de dudas que vicien y demeriten el actuar del propio instituto.

Y para constatar lo dicho, ayer en el Ejido Alfredo V. Bonfil, en el municipio de Benito Juárez, Cancún, se celebraron comicios ejemplares para elegir a la nueva directiva de esa jurisdicción que se ha significado a nivel nacional por la influencia positiva en al desarrollo urbano del sitial turístico más importante del país.

En 1974, cuando el entonces presidente de México, Luis Echeverría, repartía tierras ejidales a trabajadores del campo, ofreció a duranguenses trasladarse al hoy municipio quintanarroense, para que laboraran en pro del crecimiento, desarrollo y sustentabilidad del ejido Bonfil.

Artífice de ese desarrollo ha sido Silvestre Córdova Pacheco, comisario ejidal, quien a base a legalidad y equidad, ha proporcionado certeza a los habitantes de ese poblado que también se han beneficiado con la venta de terrenos que componen esa zona, a precios superiores a la oferta económica.

Pese a las críticas de algunos de sus detractores, quienes no vale la pena mencionar por su actitud cobarde y pueril, Córdova se convirtió, al paso de los años, en el líder moral de los ejidatarios por los beneficios conquistados, con lo cual muchos cuentan ya con un patrimonio sustentable.

Se dice fácil pero, el propio Silvestre ha formado en Bonfil un consejo ejidal ejemplar. Éste ha sido reconocido a nivel nacional por su labor por los trabajadores del campo. Incluso ese ejido quintanarroense ha sido ponderado por las autoridades gubernamentales federales y gran parte de esos logros se los deben a Córdova Pacheco.

En los comicios en Bonfil, el padrón de votantes fue calificado por el INE, con el fin de que eligieran a su nuevo comisario ejidal y, con credencial en mano, sufragaron en favor de José Bernardino López Contreras, quien con 103 votos a favor, se impuso a Luis Martínez que obtuvo 66 sufragios. La diferencia fue de casi 30 por ciento.

Por lo referido y actuado en Bonfil, como prueba experimental, el INE tiene enfrente un gran compromiso con la ciudadanía que deberá cumplir a carta cabal, para que los comicios del año próximo sean ejemplares y lejos de cualquier aquelarre o duda aniquilante.