Cuestión Política

Centroamericanos linimiento a México

En medio del caos en el país por conflictos políticos, los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, la espiral económica en contra de la casi extinta clase media, hoy, tras muchos meses de denodado esfuerzo, serán puestos en marcha los XXII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014, la justa regional más antigua.

Serán encuentros donde varias especialidades serán de excelencia y no debe olvidarse que en Jamaica están los mejores velocistas del orbe.

Y sin sonar demagógico ni distractor mediático, el certamen representará, por 17 días, el linimento que muchos aficionados al deporte aplicarán a su epidermis mental.

Si bien es cierto que la información no puede ni debe ocultarse, tampoco es sano que la sociedad se acostumbre a escuchar, sin rubor, los homicidios que se cometen a diario a lo largo y ancho de la república.

Es lastimoso que a cualquier lugar donde nos dirigimos, se escuche el secuestro de tal o cual ciudadano. El asesinato de gente inocente. El robo desacrado al conglomerado y hasta el vandalismo contra edificios públicos como la puerta del Palacio Nacional, por unos rufianes dignos protagonistas de películas del laureado Alejandro González Iñárritu.

Por ello, los Juegos Centroamericanos representarán a partir de este viernes, y por 15 días, el escaparate real de una contienda donde el ganador será reconocido como en el Olimpo: con laureles, cánticos y el aplauso; sin duda, la combinación perfecta de quienes profesan admiración por los ídolos de verdad.

El deporte ha sido y será la expresión más perfecta que posee el ser humano para demostrar poderío físico, donde las facultades y el entrenamiento a fondo son factores decisorios para alcanzar el éxito.

De ahí que en el risueño estado jarocho, "sólo Veracruz es bello", repetiría incesante el reconocido músico de aquellos lares, Toño Quirasco, la justa deportiva regional con mayor antigüedad en el ámbito mundial será testigo de las grandes hazañas de atletas hombres y mujeres, superdotados que entregarán en cada escenario su máximo esfuerzo.

Los deportistas tendrán a partir de hoy la oportunidad de lucirse ante su público, de los logros y proezas que han obtenido en otras latitudes, ratificarlas ante su gente que les sigue fiel a su andar y trayectoria final.

México es precursor de atletas de calidad internacional que han llenado páginas de gloria nacional.

Todos hemos gozado los triunfos que logrados en las diferentes arenas donde se presentan y a quienes, en muchos casos, hemos profesado admiración, cariño y hasta idolatría por sus éxitos de trascendencia, los que hemos retomado como propios.

No conozco a alguien que no haya disfrutado, con pasión, el triunfo de la selección de futbol. El de un boxeador. La medalla de un clavadista. De un equipo de baloncesto. Todos los hemos hasta llorado y, a partir de hoy, la arena veracruzana nos convidará a esas justas.

Sin duda, los mexicanos estamos preparados para el éxito deportivo. Los mexicanos tienen la palabra.