Cuestión Política

Ayuda a 50 millones de pobres

La crisis económica que enfrenta México podrá ser frenada si los programas sociales implementados por el gobierno federal llegan a sus destinatarios, es decir, si los mismos son inducidos a las clases con mayores carencias, a los más de 50 millones de connacionales que viven en la pobreza extrema.

El conflicto que por décadas han vivido los marginados y desposeídos, se debe de manera principal, a que los programas diseñados por el Ejecutivo federal se trasladan a los partidos políticos, con el fin de que los integrantes o militantes de éstos alcancen triunfos que le den sustento a quien detente el poder.

De ahí que instituciones como el Consejo Nacional de Vinculación (CNV) jueguen en la actualidad un papel primordial para que a través de los entes de asistencia privada, los programas y ayudas económicas lleguen puntualmente a los que viven en la depauperación.

Sergio del Real Lusthoff, presidente de dicho Consejo precisa que con la supervisión de esa entidad podrán bajarse programas sociales a los que menos tienen. De ahí que en los 32 estados de la república los rubros diseñados por el gobierno federal ya comiencen a tener eco y reciprocidad en donde la mano del hombre no ha pasado.

Es lamentable que en pleno siglo XXI, cuando en supuesto, la modernidad hace alarde de concientización, la realidad es que más de 50 millones de mexicanos permanecen en la pobreza extrema, cuando parecía que al paso de los años, el rubro económico destinado por el régimen a ellos, ya estaba resuelto.

Del Real, quien a través de los años se ha caracterizado por su ayuda constante a los que más apremios financieros enfrentan, afirmó que por medio de la CNV, el gobierno implementa ya objetivos concretos en donde se incluye desde el programa más elemental de alimentación, así como el de educación, construcción de caminos y edificación de viviendas.

Reiteró que no es entendible que más de 50 millones de mexicanos permanezcan en la pobreza extrema si existe la buena voluntad del sistema gubernamental de atenderlos en objetivos prioritarios y dedicados 100 por ciento a ellos.

El Consejo Nacional de Vinculación se ha reunido ya con varios gobernadores, alcaldes, diputados federales y locales, con el fin específico de diseñar estrategias y programas que sean incluyentes y coadyuvantes para que casi el 40 por ciento de la población total que vive en la pobreza, "deje de pertenecer" a ese no honroso esquema.

Hizo un llamado para que gobiernos estatales se sumen a la lucha en contra de la marginación que han heredado muchos millones de compatriotas, que han tenido la mala fortuna de nacer y hacinarse en zonas marginadas, que en nada benefician y sí perjudican a quienes por causas diversas, tienen que situarse en ese tenor.

Ya es hora de que la república esté conectada en todos sus caminos y esquemas económicos, con el fin de salvaguardar el rubro más apremiante: la alimentación, porque sin la consecución de éste, México no podrá alcanzar el desarrollo sustentable que le daría a la nación el equilibrio y el crecimiento que hace falta, para que los más de 115 millones de connacionales que somos en la actualidad, tengamos un modo digno de vida.