De watts y octanos

¿Nos falta petróleo?

Durante esta semana, en la noticia que ha estado recorriendo los diferentes medios, a nivel mundial, se presenta una situación que ha alarmado a más de uno. Un escenario no visto desde 1952 se hace presente.

Las nuevas reservas probadas de petróleo han caído y alcanzan un mínimo no visto desde el año antes mencionado.

Sin embargo, esto no significa que el petróleo se este terminando, como lo proclaman ciertos medios informativos. Estos rumores han existido, repetidas veces, en diferentes momentos del pasado. Por ejemplo; la era de mayor producción y reservas en nuestro país comenzócon la década de los setentas cuando Cantarell fue descubierto, lo cual sucedió después de esa presunta época de “vacas flacas” para el petróleo en 1952. De igual forma, en el 2013, surgieron rumores de que el petróleo no duraría por mucho.


También, es cierto que esta baja en reservas probadas son el resultado de una crisis que se ha extendido por más de un año, en la industria petrolera, y que ha mermado las inversiones para encontrar nuevos yacimientos, los cuales se han reducido desde hace unos meses y hasta ahora podemos ver estas primeras repercusiones. De igual forma, no hay que descartar que sea una estrategia para aumentar los precios del crudo, pues como sabemos, los precios de este son tan volátiles y se encuentran sujetos a tantos factores, que simples rumores pueden provocar una alza en su precio.


No obstante, hay que recordar lo que el ex ministro de petróleo y recursos minerales de Arabia Saudita, Ahmed ZakiYamani, una vez dijo: “La edad de piedra no terminó por la falta de piedras y la edad del petróleo terminará mucho antes de que el mundo se quede sin petróleo”.

Actualmente, la tecnología del esquisto ha permito extraer petróleo de donde antes no se pensaba, de yacimientos que se consideraban muertos y profundidades nunca antes imaginadas. También, ha dado la capacidad de pausar y reactivar los yacimientos con gran agilidad, esto en el caso del esquisto.

Por lo cual, nuestra preocupación no debería enfocarse en terminarnos el oro negro que queda en nuestro planeta, si no en buscar nuevas alternativas limpias y renovables. Ya que, seguramente, si seguimos en el mismo rumbo, antes de terminarnos el petróleo, acabaríamos con nuestro planeta.


marco.hrdz@gmail.com