De watts y octanos

SunEdison a la quiebra, lo que se lee entre líneas

Al igual que Ícaro, de la mitología griega, SunEdison voló muy cerca del sol. Consecuencia de una expansión agresiva, demasiada deuda y los bajos precios de hidrocarburos la empresa, dedicada al desarrollo de proyectos de generación de energía solar,  se declaró en banca rota en los Estados Unidos.
¿Y qué podemos aprender de esto? La operación de la empresa es muy amplia y abarca diferentes países, incluyendo el nuestro, y está quiebra para restructuración, supuestamente, no afectaría sus operaciones en México. Sin embargo, hay lecciones que tomar en cuenta de esto.


EEUU siendo una de las naciones ejemplo en el sector energético, en renovable e hidrocarburos, marca una pauta y desarrollo en tecnología y políticas públicas en el sector de energía solar. Contando con una sociedad con un PIB per cápita mucho mayor al que tenemos en nuestro país, así como con una mayor concientización sobre la importancia de alcanzar hábitos de sustentabilidad en todos los niveles, ha logrado que dicha compañía tenga que someterse a un proceso para lograr una reestructuración.
La industria solar se ha visto afectada por la caída de los precios del petróleo del último año, así como el del gas natural, que son los principales insumos para la generación de electricidad.

Es claro que esta industria ha detonado en la última década, sin embargo, con las condiciones adversas en las que se encuentra en relación con los precios de los hidrocarburos, se necesita mucho mas para lograr que esta energía renovable tenga una presencia importante en la cuota de generación de energía.
La tecnología ya está ahí, los precios han bajado considerablemente, alrededor de un 70%, y lo seguirán haciendo, sin embargo debe existir una voluntad por parte del gobierno para incentivar dichas tecnologías. Casos de éxito como Alemania que en el 2012 llego a producir mas energía solar que el resto del mundo se deben a esta voluntad gubernamental al otorgar subsidios para dichas tecnologías renovables.

En nuestro país si existen los subsidios, pero estos son destinados a, por ejemplo, PEMEX y la gasolina.  Es muy probable que un subsidio a las energías renovables traiga consigo mayores cambios positivos que uno destinado a lastres que no aportan para que México logre repuntar en el panorama de desarrollo internacional.


Facebook: @WattsOctanos/ Twitter: @themarcohr