TORRE AZUL

La corrupción de los Moreira

El gobernador Rubén Moreira se encuentra atrapado en su propia trampa. El escándalo de las empresas fantasma lo sacó de su zona de confort. Ya no es solamente el encubridor de su hermano Humberto, ahora tiene su propio historial de corrupción y saqueo. Quedó expuesto tal cual es.

Rubén Moreira le apostaba al “borrón y cuenta nueva”. No investigaría nada con respecto a la megadeuda, pero, a cambio, le otorgaría al estado una Ley de Transparencia de vanguardia y una gestión ordenada: pura simulación. Como consecuencia, hoy Coahuila es la entidad federativa con mayor deuda por habitante.

En aras de salvar su propio pellejo, Rubén Moreira trata de desviar la atención de los coahuilenses. Temas como el de la disminución de los índices delictivos son utilizados a conveniencia, tratando de que a los ciudadanos se nos olvide, por ejemplo, la deplorable condición en que se encuentran los hospitales de la entidad a falta de los recursos que fueron pagados indebidamente a empresas inexistentes.

Por fortuna, los Moreira y su gente tienen los días contados. Acción Nacional encabeza las preferencias electorales por primera vez en la historia y no es una casualidad; es el resultado del trabajo responsable que estamos haciendo los panistas en la entidad y en el resto del país. La unidad inquebrantable con la que estamos encarando el reto, es nuestra principal fortaleza. Nada nos va a dividir porque lo que nos une es el bienestar de los coahuilenses.

Los Moreira, en cambio, intentan utilizar el poco poder político que les queda para imponer a ese que garantiza su impunidad: Miguel Riquelme. Sin embargo, el alcalde de Torreón tiene sus propios problemas. En su afán de ser candidato, ha colocado las finanzas municipales en condición de elevada vulnerabilidad.

Más temprano que tarde, los Moreira y Riquelme, tendrán que rendir cuentas a la ciudadanía. Coahuila dejará atrás la corrupción y la impunidad de los Moreira. 


Face: marcelotorresc