TORRE AZUL

Ellos no han cambiado

¿Recuerdan que se promocionaron como “el nuevo”? Pues ahí lo tienen: es el mismo de siempre. Y si a alguno por ahí todavía le quedaban dudas, bastó una sola decisión para borrarlas. Me refiero, por supuesto, al anuncio de la suspensión indefinida del proceso para evaluar a los docentes. Se trata de una pieza ejemplar de la manera en que, los que buscan el poder para servirse, conciben la política.


En primer lugar, dejaron en claro que no les importa pasar por encima de la ley. El Artículo 3° de la Constitución; la Ley del INEE; la Ley de Educación y; la de Servicio Profesional Docente, significaron poco para quienes juraron cumplir y hacer cumplir la Carta Magna y las leyes que de ésta emanan. Su historia ha sido desde sus orígenes esa. Ellos no han cambiado.


La violación de la ley se dio, además, por motivos claramente electoreros. Nadie puede ver como una casualidad o coincidencia que el anuncio se diera el viernes previo al cierre de las campañas. Eso es lo que históricamente han hecho, negociar y decidir en función de los votos y no del beneficio del país. No es extraño que cuenten con esa red clientelar que activan –como lo acabamos de atestiguar- cada vez que la requieren. Ellos no han cambiado.


Se observa además la falta de voluntad política por parte del Gobierno federal, y los de las entidades, para someter a los delincuentes. Eso también constituye otra expresión de lo que su ser histórico es en esencia. No es que no puedan doblegar a quienes alteran el orden, pues cuentan con todo el aparato del Estado para hacerlo, es que no quieren hacerlo por el costo político que representaría actuar como lo exige el Estado de Derecho. Una vez más, se muestra que ellos no han cambiado.


Finalmente, lo más grave: el futuro de México. Todo mundo sabe cuál es el papel de la educación en el progreso de una nación. Para nadie es un secreto que nuestro país se encuentra tristemente en los últimos lugares mundiales en la materia y que es ese el principal factor que detiene nuestro desarrollo. Pero a ellos qué les importa. Primero están sus intereses mezquinos, sus privilegios, su inmoral ambición. Esa es su historia. Así han sido y así serán. Nada tienen de nuevo. Ellos no han cambiado. Y el resto de los mexicanos, ¿seremos capaces de cambiar?


@marcelotorresc