TORRE AZUL

El buen juez

Hay que empezar por la casa, eso es indudable. Por eso, es necesario reconocer la congruencia de los diputados locales de Acción Nacional en Coahuila al votar a favor del desafuero del regidor de Arteaga, José Arcadio González Peña, quien es acusado del delito de robo agravado. González Peña, de extracción panista, debe recibir todo el peso de la ley, tal como debe ocurrir con cualquier ciudadano que cometa actos ilegales.

El caso no debe quedar como una excepción, la corrupción, los abusos de poder, los conflictos de intereses, todos y cada uno de los comportamientos delictivos, deben ser combatidos, sin importar si el responsable es miembro o no del PAN. Esa ha sido la convicción de la dirigencia nacional encabezada por Ricardo Anaya, desde el primer día que asumió la tarea. Por ello, se creó la comisión especial para combatir la corrupción al interior del partido.

Se trata de una lucha sin cuartel. No hay pretexto válido para no llevarla a cabo. Quienes militen en Acción Nacional deben saber que nada es más importante para el partido que la honradez, el trabajo duro y honesto, y la búsqueda del bien común de todos los habitantes del país. Nadie que vea la actividad política o la función pública como un negocio personal, debe permanecer en el PAN. La responsabilidad de todo miembro del partido es velar por el bienestar de un México que durante décadas ha sido golpeado, en demasiadas ocasiones, por la corrupción.

La pregunta aquí es inevitable: ¿Cuándo el PRI comenzará a demostrar que en verdad busca lo mejor para los mexicanos? Al igual que hizo la bancada del PAN en el Congreso coahuilense, los legisladores locales de Revolucionario Institucional votaron todos a favor de quitar el fuero al regidor José Arcadio González Peña. Era su deber hacerlo así. Pero, ¿no era también su obligación llamar a rendir cuentas a los involucrados en la megadeuda? Sin duda. Pero eso, ¿por qué no lo han hecho? ¿Cuál es la razón para que ningún diputado priista reclame la presencia de quienes saquearon al Estado? Al parecer, nuestros ojos no verán nunca un acto de esa naturaleza por parte del PRI.

En contraste, lo que vamos a seguir viendo por parte del priismo local –y por supuesto, el nacional– es toda clase de maniobras para encubrir a los corruptos de su partido. Nos saturarán, como hace a cada rato el gobernador Moreira, de discursos que hablan de la transparencia y la rendición de cuentas, pero no moverán un dedo.

En Acción Nacional, con hechos, demostramos que no somos iguales.

 

Face: marcelotorresc y tuiter: @marcelotorresc