TORRE AZUL

2017: un año decisivo

Para los coahuilenses 2017 será un año crucial. Se trata de decidir si se da continuidad al moreirato o si se abre paso a la alternancia. Como he afirmado antes, el cambio del partido en el poder no es garantía de nada. Sin embargo, para los coahuilenses, es la única posibilidad real de que termine la corrupción atroz e impune que ha prevalecido en la entidad en los últimos 11 años.

En días recientes, hemos sido testigos de cómo el ex gobernador Humberto Moreira se burla de los coahuilenses, nos insulta e intenta amedrentarnos. Con palabras plagadas de verdades a medias y mentiras completas, lucha como gato boca arriba para conseguir ese anhelado fuero que le asegure no ir a prisión.

El ex gobernador presume haber sido investigado y exonerado de múltiples delitos.

Se le olvida decir que su hermano −al que ahora llama traidor− jamás inició una investigación seria que explicara, por ejemplo, qué fue de los 18 mil millones de pesos de la deuda cuyo destino todavía se desconoce. Con conveniente desmemoria, Humberto Moreira omite decir, también, que el supuesto “traidor” ordenó clasificar los documentos de la deuda obstaculizando cualquier otra investigación.

No es lo peor, lo más grave es que se presente como víctima; incluso de su hermano; ese que, en vez de llevarlo ante la justicia, actuó como un encubridor y, por tanto, se hizo cómplice del desfalco al igual que lo hicieron los diputados locales que “legalizaron” los 3 mil millones de pesos contratados con documentos apócrifos; que nos llame “idiotas” por reclamar una explicación y; que nos amenace con su ejército de abogados, por querer conocer la verdad.

Rubén hará algo similar una vez que deje el poder y tenga que explicar el dinero que su gobierno entregó a empresas fantasma. Pero, para que verdaderamente rindan cuentas, ambos hermanos deben terminar 2017 lejos del poder.

Por eso, 2017 será un año decisivo para Coahuila.

Para los coahuilenses, mis mejores deseos.

¡Un feliz y próspero 2017! 


Face: marcelotorresc     Tuitter: @marcelotorresc