TORRE AZUL

México necesita empleos

No es función gubernamental la creación de fuentes de trabajo. De hecho, luego de la corrupción, pocas cosas dañan al erario como la contratación excesiva de personal en las administraciones públicas. Pero, lo que sí deben hacer las autoridades es crear las condiciones más favorables para que la Iniciativa Privada pueda invertir, abriendo los espacios necesarios para que la gente encuentre trabajo bueno y bien remunerado. 

El año pasado, de acuerdo al análisis que hace Banamex de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, sólo se crearon 188 mil empleos, la cifra más baja en nueve años. Sí nada más se considera la cantidad de jóvenes que egresan de las universidades, podemos apreciar porqué los puestos de trabajo son insuficientes: 260 mil jóvenes salen cada año en busca de un empleo digno, según la estimación de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior.

Hoy, 40% de los desempleados son profesionistas. 

¿Qué ha hecho posible esa realidad? Sin caer en posturas radicales que poco ayudan a resolver los problemas, hay múltiples evidencias del daño que ha ocasionado al aparato productivo del país la mal llamada Reforma Fiscal, la realidad es que fue una Miscelánea netamente recaudatoria, gestada en el gobierno federal.

Es difícil calcular con precisión la cifra de empresas que el año pasado tuvieron que cerrar sus puertas a causa de ese mecanismo recaudatorio, nada más en el sector comercio, se habla de 30 mil puntos de venta en el país que dejaron de funcionar. 

Pero, el gobierno no rectifica. En contraste, el Sistema de Administración Tributaria ha hecho uso de procedimientos y criterios que retrasan sin justificación la obtención de las devoluciones del IVA a favor de los contribuyentes. Y lo peor, a quienes han hecho valer su derecho, la propia autoridad les ha iniciado auditorías a quienes solicitan la devolución del impuesto, como mecanismo de terrorismo fiscal que atenta contra el estado de derecho e inhibe el desarrollo de nuevas inversiones y por tanto, de la creación de empleos. 

Al margen de haber presentado distintas iniciativas en materia económica, como representante de la ciudadanía, y como ciudadano emprendedor, he venido exigiendo que la autoridad se ciña de manera estricta a lo que marca la legislación vigente. Que devuelva de forma puntual sus impuestos a quienes tienen el derecho. Pero más importante todavía, que reflexionen y den marcha atrás a esa reforma fiscal que tiene al país atorado en su economía con las nefastas consecuencias que tal realidad trae a la población y en particular a los jóvenes. México necesita empleos. 


@marcelotorresc