TORRE AZUL

Credibilidad y Transparencia

Sólo uno de cada cuatro pesos, cuyo desvío ha sido detectado por la Auditoría Superior de la Federación en los estados y municipios entre el año 2000 y el 2014, ha sido devuelto a las arcas públicas. Estamos hablando de que, unos 174 mil millones de pesos, todavía están en manos de servidores y funcionarios públicos corruptos de los gobiernos estatales y municipales. Se trata de un ejemplo más de porqué urge la consolidación de los mecanismos de transparencia.


En el México de hoy las instituciones gozan de poca credibilidad. Esa es otra de las consecuencias negativas de la corrupción; pero también de la impunidad. La historia reciente nos ha enseñado que no basta con que nos enteremos de los desfalcos, sino que es necesario que se castigue a los responsables. La ausencia de una pena ejemplar estimula la corrupción.


Los mecanismos vigentes de transparencia son útiles; pero aún insuficientes. En mucho, tiene que ver con que los órganos garantes en los estados (como el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información) no gozan de la autonomía necesaria para actuar. Sin importar nuestras filiaciones, debemos exigir que los gobernadores saquen las manos de esas instituciones que invariablemente deben de actuar de lado de la ciudadanía.


En los municipios también debe haber organismos ciudadanos que hagan contrapeso a las autoridades. Debe tratarse de ejercicios auténticos del Derecho de Acceso a la Información y no de meras simulaciones. Quienes los ocupen, tendrían que ser miembros de la sociedad que no sólo gocen del reconocimiento por parte de los demás ciudadanos, sino que además, estén realmente capacitados en la materia, pues es cierto que temas como el ejercicio presupuestal, exigen un cierto nivel de preparación que no se solventa con la mera voluntad.


Hay autoridades que ven a los interesados en la transparencia como enemigos. Pero, en el camino por recuperar la credibilidad y fortaleza de las instituciones, no hay mejores aliados. Insisto, dejemos las simulaciones.


Face: marcelotorresc