Finanzas de a pie

Cinco productos financieros que deben tener todos los papás

Generalmente los papás son los encargados de hacer frente a los gastos de la familia desde alimentación, vestido, servicios y diversión, ¿Pero qué pasa cuando vienen las emergencias de salud, desempleo, los gastos de la escuela o imprevistos? Si no están preparados pueden tener dos opciones: endeudarse o recortar presupuesto. Para que los padres puedan lograr hacer frente a todos los gastos económicos y procurar además tener éxito financiero, necesitan tener productos financieros que puedan ayudarlo a administrar mejor sus finanzas personales. Aquí están algunos: 


Cuenta bancaria

Una cuenta bancaria de ahorro es pilar de la educación financiera,  te permite crearte el hábito además de llevar el control de tus gastos, ahorra tiempo si tienes la banca electrónica, pues puedes hacer transferencias o incluso pagar tus gastos recurrentes como agua y luz desde tu hogar o trabajo. Además con la tarjeta evitas cargar efectivo. 


Fondo de emergencia

Empieza a formarlo con un monto quincenal o mensual y úsalo si y solo sí tienes imprevistos en el hogar accidentes pequeños emergencias.  Lo recomendable es ahorrar entre un 10 y un 15% de tu salario anual y obviamente reponerlo si es que lo usaste.


Seguro de vida

Es una manera de ayudar a tu familia si te llega a pasar algo, hay muchos tipos de seguros, incluso hay unos donde hay inversiones  a largo plazo para que tengas un dinero adicional al de tu pensión. Hoy día existen muchas compañías de seguros que puedes usar para este tema donde puedas comparar precios, coberturas y montos de indemnizaciones.


Fondo de inversión para la educación de los hijos

En estos fondos puedes ahorrar una cantidad para alcanzar una meta específica. Si se trata de garantizar la educación universitaria de tus hijos en un institución particular , hay opciones de acuerdo a tu capacidad de aportación mensual. Pregunta por los fideicomisos.


Inversión para el retiro

Con el paso del tiempo, los hijos dejarán de ser niños y los gastos educativos disminuirán. Este es un buen momento para volverte a preocupar por ti y tu retiro. El ahorro para el retiro puede hacerse a través de un seguro, un fondo de inversión o directamente en la Afore. Toma en cuenta la parte del ahorro voluntario para llegar a una pensión digna y no ser una carga para los hijos. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx