Finanzas de a pie

Mi primera inversión

Antes que nada al hablar de este tema se debe de estar libre de compromisos financieros mejor conocidos como “Deudas”, sobre todo aquellas a corto plazo que afectan el flujo de efectivo, esto para que disponga de recurso para empezar a invertir su dinero, en caso de tenerlas procurar que estén muy bien controladas para que además no afecten la liquidez.

1.- Solo destine a la inversión el excedente entre sus ingresos y sus gastos comunes. Ahorre para ello.

2.- Jamás invierta en productos e instrumentos que no entienda. Si no los comprende, no podrá saber si son adecuados para su perfil. Siempre consulte a un especialista o con gente cercana que sepa de inversiones por experiencia.

3.- Si es principiante puede optar por el plazo fijo pero a largo plazo que da mayor rendimiento o pagaré bancario, tus recursos no corren ningún riesgo porque están protegidas por una institución financiera.

4.- Invierte una parte de su dinero en su cuenta individual o en la subcuenta para el retiro, (AFORE) por medio del ahorro voluntario, lo valorara cuando esté jubilado. 

5.- Los fondos que le ofrezcan dependiendo del riesgo y el tiempo de vida de la inversión pueden ofrecerle mucho más rendimiento que los instrumentos tradicionales de un banco. Considere dos elementos clave: el plazo y la diversificación. 

6.- Tenemos a la mano instrumentos de inversión de corto plazo: Pagarés Bancarios, Cetes y Fondos de inversión en deuda gubernamental., Mediano plazo: Bonos gubernamentales, Bienes raíces, inversión en Bolsa de Valores, divisas, etc., Y largo plazo: Bolsa de Valores, commodities y divisas, AFORE y Metales preciosos.

7.- Compare bien las tarifas y comisiones de cada institución puesto que este tema incide mucho en la rentabilidad final de su inversión. Se recomienda no más de un 2% de ella.

8.- Dependiendo el instrumento seleccionado, la rentabilidad pasada no es ninguna garantía de la futura.  La disciplina y paciencia son cualidades del pequeño inversor. Se recomienda hacer aportaciones periódicas y regulares, aun en pequeñas cantidades.

9.- ¡Cuidado! Si alguien le ofrece una inversión “demasiado buena para ser verdad” lo más probable es que no sea verdad y sea un fraude.


marcelo.lara@uadec.edu.mx