Finanzas de a pie

Como hacer un balance de nuestras finanzas

Un balance es ejercicio que refleja la situación patrimonial en un momento específico. Este análisis financiero resulta indispensable para medir el rendimiento que tienen nuestros ingresos además de saber cómo estamos administrando nuestro patrimonio.

Para realizar un balance necesitamos tomar en cuenta dos grandes componentes de nuestra economía: los activos y los pasivos. El balance financiero se calcula restando lo que se tiene menos lo que se debe.

¿Cuáles son los activos?

El término activo designa a todos los bienes y recursos que pueden ser comercializados. Los activos representan el valor de nuestro dinero. Podemos dividirlos en:

Inmuebles y Automóviles. En este apartado podemos incluir no sólo la vivienda y el auto propio sino también los locales comerciales y terrenos de los que somos dueños.

Artículos de casa habitación y/u oficina. En este rubro incluimos muebles, electrodomésticos y otros objetos similares.

Inversiones. El dinero que se encuentra en el banco o en algún instrumento financiero que proporcione rendimiento.

Artículos valiosos. Aquí anotamos bienes como pueden ser joyas y piezas de arte.

Sueldo. Finalmente debemos tomar en cuenta el promedio de lo que ganamos cada mes, puesto que constituye el más inmediato de nuestros activos.

¿Cuáles son los pasivos?

Son todos los compromisos que aún no hemos liquidado, entre los más frecuentes tenemos:

Hipoteca. Es el monto del crédito hipotecario. Este pasivo es la cantidad que debemos pagar por nuestra vivienda.

Tarjeta (s) de crédito. La deuda adquirida (sólo el saldo) por los pagos realizados con la tarjeta de crédito debe considerarse como pasivo así como los préstamos solicitados a familiares o amigos.

Gasto corriente. En contraposición al sueldo, debemos tomar en cuenta los gastos que tenemos mes con mes (promediados al año) por concepto de alimentación, vestido y/o renta.

Balance:

Para realizar un balance de las finanzas personales debemos desarrollar un listado de los montos de nuestros activos y pasivos, restar los segundos a los primeros y obtenemos un porcentaje. Es decir, calculamos qué tanto por ciento de lo que tenemos es lo que debemos.

Lo más recomendable es que los pasivos estén en un rango de entre 30 y 50 por ciento de nuestros activos. Se debe realizar un balance personal por lo menos una vez al año.


marcelo.lara@uadec.edu.mx