Finanzas de a pie

Tus finanzas y el gasolinazo

Se ha modificado el precio del hidrocarburo principal que usamos los ciudadanos: la gasolina. Ha tenido un aumento de un 12 a un 24 por ciento  según la zona del país y la logística para llevar el combustible con el despachador.

Se pretende dejar en un precio real la y no simulado de este producto, dejándolo también desde hace tiempo sin ningún tipo de subsidio y ajustado al precio del mercado internacional.

Al cierre del 2016 ya se estaba previendo un aumento en tarifas de electricidad, el gas, el transporte público y privado y las tasas de interés de los créditos que comúnmente usted y yo usamos se elevaran de 1 a 1.5 por ciento.

La inflación en la primera quincena de enero fue de 1.5 % su más alto incremento desde 1999 y se prevé que alcance un 5% al cierre del año. Esto es al aumento de precio bienes y servicios.

El aumento en el precio de las gasolinas vino por supuesto a impactar en dos rubros principales del gasto de las familias mexicanas como lo son: la canasta básica con aumentos de productos de un 2 a un 7 por ciento sobre precios en carne, leche, huevo, pan y tortilla así como otro concepto importante como el trasporte público (taxi y camión) el cual aumento de un 10  un 22 por ciento.

Como ciudadanos este 2017 debemos de cuidar enormemente  nuestro gasto cotidiano y priorizar nuestro consumo.

El tema de las deudas a plazos toma mucha relevancia, por lo cual tenemos que ser cauteloso al contratar estas y abonar a las que ya tenemos, además cuidar el uso de los servicios así como apretar cinturón y  dejar lujos para otra época. Planear nuestras compras hacernos muy astutos cuando salimos a gastar y revisar de sobre manera el tema del ahorro. 

El Gasolinazo también nos obliga a buscar otras vías de transporte, uso racional del combustible y buscar que el gobierno modifique la infraestructura para la movilidad del ciudadano.


marcelo.lara@uadec.edu.mx