Finanzas de a pie

Por qué nos endeudamos

Compras no planeadas e impulsivas, adquisición de cientos de artículos innecesarios, gastar rebasando el límite de nuestra capacidad de pago, sobregirar tarjetas de crédito, endeudarse para mejoran el autoestima, son a grandes rasgos, las características del comprador en México que además cree que la educación financiera es no llegar tan raspado al final de la quincena. 

1. En el pasado consumíamos para sobrevivir y luego para vivir; ahora consumimos para sobresalir. Nos llenamos de cosas para mostrarle al mundo lo que somos,deseosos por la presunción material.

2. A pesar de que se tienen muchas herramientas financieras seguimos sin utilizarlas. No queremos sentirnos limitados por nada y nos falta la administración mental de nuestro gasto y una buena contabilidad cotidiana.

3 Se pretende generar un nivel de vida artificial a través de endeudarse más allá de nuestra capacidad de pago para disfrutar de lujos que en realidad no podemos pagar y que al final no quedan en nada.

5. Un gran error  es no separan las finanzas personales de las finanzas familiares y terminas por mezclar en ambos casos los ingresos y los gastos destinados a cada una.

6. La facilidad para el otorgamiento de un crédito en efectivo por una institución financiera.Para un trabajador, basta incluso con ir al cajero automático, apretar dos o tres botones y encontrarse repentinamente con recursos adicionales en su cuenta. 

7. El querer aprovechar todas las ofertas que ofrecen los diferentes comercios o tiendas pensando que somos unos compradores inteligentes, sobre todo las compras de meses sin intereses. 

8. El consumidor mexicano no cree ni en las instituciones bancarias, ni en la información de los medios, por lo tanto siempre cree tener toda la razón. Aún hay en México personas que la única institución financiera que conocen es una casa de empeño.

9. El mexicano se endeuda por creer que la oportunidad de adquirir un producto en oferta no vendrá después y no puede dejar pasar la oportunidad.

10. El mexicano se endeuda por no creer que existe un mañana. No le teme a su futuro financiero o económico. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx