Finanzas de a pie

El crédito

Razones y justificaciones para utilizar un  crédito:

1.- Utilízalo de manera inteligente, después de un análisis comparativo de los costos que implica y de los beneficios que obtendrás, para nada lo adoptes como forma de vida.

2.- Utilízalo para incrementar tus bienes inmuebles como por ejempló: una casa o un terreno o  para darle mantenimiento a la vivienda y que no pierda su valor comercial. 

3.- Inviértelo para que tu negocio crezca, invirtiendo en mercancía o productos, haciendo mejoras en tu local o establecimiento, comprando mobiliario, vehículos utilitarios, equipo nuevo, etc.

4.- Impulsa tu vida profesional y tu preparación académica buscando un crédito para continuar con estudios más especializados en tu rama profesional. En caso de tener familia puedes usar créditos para su educación.

5.- Utiliza un crédito con una tasa baja para pagar créditos con altas tasas de interés y así evitar que caigas en la morosidad de los mismos.

6.- Utiliza un crédito cuando se te presente una opción de pago anticipado “Total” de un crédito a largo plazo donde obtendrás ahorro en intereses y te quitaras esa carga financiera.

7.- Utiliza un crédito para una oportunidad exprés de adquisición de un bien inmueble a muy bajo costo o en remate.

8.- Para afrontar una emergencia que implique un desembolso importante de efectivo. Una eventualidad médica, daños en tus bienes inmuebles o un fallecimiento.

9.- Como regla general, nunca debes adquirir un crédito al que le destines más  del 20% de tus ingresos excepto si es un crédito hipotecario en cuyo caso puede ser máximo del 35%.

10.- Además para mantener un buen historial crediticio, usa tus créditos en forma responsable para establecer un comportamiento positivo de pago en tiempo, no gastes hasta el límite ni más de lo que realmente puedes pagar y si tienes problemas para pagar tus cuentas, comunícate con tus acreedores. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx