Finanzas de a pie

El arma secreta para combatir las compras por impulso

¿Alguna vez en la fila de cajas del súper o comercio has tomado alguna botana, chocolate, chicle o refresco disfrutándolo en lo que esperas tu turno para pagar? O en alguna ocasión recorriendo el pasillo de salsas y aderezos has visto colgado paquetes de tostadas y botanas y  tomaste uno para llevar a casa? Y seguramente conocerás a alguien que fue a la  tienda por una oferta y terminó comprando más productos.  

Estos son ejemplos diarios de compras por impulso, es decir, que lejos de obedecer a una necesidad real fueron el resultado de un antojo o un deseo momentáneo. 

Aquí te menciono como percibir las compras por impulso y como evitarlas: ¿Has notado que los productos de primera necesidad suelen estar al fondo de la tienda y distribuidos por toda ella? El motivo es simple: Así te obligan a pasar por todas los departamentos como  ropa, juguetes, artículos para el hogar. Etc. 

¿Has notado que cada cierto tiempo cambian de lugar los productos? Esto tiene una respuesta muy sencilla pues la idea es evitar que recorras en automático el mismo camino hacia los productos que consumes obligándote a recorrer la tienda para encontrarlos. Otro mecanismo de los  supermercados y tiendas  es poner productos complementarios juntos para que al comprar uno, tengas la tentación o te crees la necesidad de comprar el otro. 

En los anaqueles o estantes  se suele acomodar los productos más caros a la altura de los ojos, esto puede llegar a Incomodar al cliente a la hora de comparar precios, volteando a ver otros productos similares por lo que si lleva prisa no tiene esta oportunidad. Las ofertas suelen ser otro atractivo para incentivar las compras por impulso pues suelen ponerlas en pasillos principales para que las veas de inmediato y distribuidas a lo largo de la tienda para que la recorras toda así como publicitarlas en medios masivos. 

Por último la amable cajera o cajero es también la última arma del comercio para que no te vayas limpio en compras por impulso.

¿Te suena conocido el “¿desea una recarga para su celular?”, o el “En este momento hay esta promoción en chocolates y golosinas”, ¡Cuidado! Entonces pues, considera que estas estrategias que aquí comentamos están dirigidas normalmente a fomentar el consumo por impulso y ahora en tu próxima visita a un establecimiento comercial ya las podrás evitar ¡Enhorabuena! 


marcelo.lara@uadec.edu.mx