Finanzas de a pie

¿Imposibilitado a pagar la tarjeta?

“Ya no puedo pagar mi tarjeta o peor, mis tarjetas de crédito” es una frase recurrente en las finanzas cotidianas de los ciudadanos, pero si guardas la calma y te sientas a darle una revisada a la deuda: la clave es negociar. Cabe señalar que el año pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que tu salario puede ser embargado en caso de tener deudas por mora como los créditos bancarios. Lo peor que puedes hacer es no hacer nada.

1.- Conoce el estatus actual de tus tarjetas

Asegúrate de saber todo sobre la deuda de tu tarjeta. Estas son algunas cosas que necesitas conocer: Monto de tu deuda, capital e intereses, anualidad de tu tarjeta comisiones y servicios incluidos que te están cobrando así como fechas de corte y pago.

2.- Determina tu capacidad de pago

Establece nuevamente tu capacidad de pago. De tus ingresos debes restar los gastos por concepto de tus necesidades básicas como alimentación, transporte y vivienda, elimina de inmediato gastos innecesarios.

3.- Acércate al banco

Debes acercarte a la institución financiera que te dio la tarjeta de crédito y plantear tu situación en la que ya no puedes pagar. Hazlo con la intención de salir de la deuda en los mejores términos, salvar tu reputación financiera y no caer en el buró de crédito.

Solicita que pongan en stand by tu tarjeta o tu deuda para evitar que los intereses aumenten cada mes. La mayoría de los bancos aceptan esta condición.

4.- Realiza un pago anticipado

Si el banco te exige un pago inicial como parte de la negociación pero no puedes cubrirlo o no tienes el dinero suficiente, hazlo saber y ofrece un monto menor. El objetivo es renegociar la deuda en plazo e interés.

5.- Deudas a meses sin intereses

Puedes negociar con el banco para que incrementen el plazo a cambio de un pago mensual menor.

6.- Evita las quitas

No es recomendable convenios de pago con quitas o descuentos, pues aunque te entreguen una carta de liquidación en tu historial de crédito aparecerá que pagaste una deuda con descuento, es decir, no pagaste completamente y te afecta en el buró de crédito.



marcelo.lara@uadec.edu.mx