Finanzas de a pie

Frases prohibidas en tus finanzas

El éxito en tus finanzas personales comienza al cambiar la mentalidad administrativa y contable que tienes, así que lo mejor es dejar de usar algunas frases como:

La administración de mis gastos está en la mente. ¿Estás seguro de que puedes controlar tus ingresos y gastos diarios? El primer error es no llevar un control de todo lo que gastas, realiza un presupuesto de tus gastos diarios así como los gastos que pagas mes con mes. Así te darás cuenta de lo que realmente gastas.

El dinero no me alcanza por eso ni cómo ahorrar

Si no te alcanzara el dinero pues cámbiate de trabajo o ponte a vender algo es sencillo. En realidad el problema radica en que nunca destinas un poco de tu dinero para el ahorro, por lo regular siempre piensas en que gastártelo o a quien le pagarás.

Aparta al menos el 5% de tu salario cada vez que cobres, guárdalo y no cuentes con él. Lo importante es construir un hábito. 

Prefiero tener mi dinero en casa

Si ya tienes una suma considerable de ahorro lo mejor es no correr el riesgo de que te lo roben o lo malgastes si lo tienes en tu domicilio la tentación puede ser muy grande. Acude a la sucursal bancaria de tu preferencia y apertura una cuenta con las condiciones que mejor se te acomoden. 

Abonos chiquitos y compro a meses sin intereses

Eso tiene sentido pero... ¿Qué pasa si no pagas el total de tu tarjeta? O si te vas haciendo de deudas que al final del mes ya representan una cantidad considerable. La idea de los meses sin intereses se pierde cuando dejas de pagar la tarjeta y el crédito se te va a cuenta corriente aplicando la tasa de interés correspondiente. 

Me voy a aventar a comprar mi casa o mi carro 

Antes de comprar casa o carro debes tener un ahorro mínimo según lo que te interesa para que al contratar un crédito hipotecario o automotriz no se eleven las mensualidades ni la tasa de interés y puedas pagarlo sin que sea una carga financiera que lleve al lastre tus finanzas.

Si todavía te falta dinero para un buen enganche la opción es seguir ahorrando.

Ya vendrá otro año aun soy joven

Tienes que fijarte y cumplir tus metas financieras año con año pues la mayor factura de tu vida financiera te la cobra el tiempo que ya no regresa y al final de los días lo puedes pagar muy caro al no construir un patrimonio real. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx