Finanzas de a pie

Cuesta de Enero

Para muchos la alegría de las compras navideñas se disuelve al mes siguiente con la llamada cuesta de enero.¿Qué es la cuesta de enero?Es una época en la que escasea el efectivo, viene el pago de los compromisos contraídos el fin de año, además del pago de muchas obligaciones e impuestos al inicio de año. A eso se le añade que venimos de un ritmo de gasto diferente a lo cotidiano por los ingresos extraordinarios  que obtuvimos como el aguinaldo y el ahorro sin olvidar que a partir de enero hay aumento de precios en productos y servicios.¿Quiénes salen bien librados?Quienes llevan sus finanzas en orden y al día y que no hayan contraído deudas más allá de su capacidad de pago o de lo que habían presupuestado para la temporada navideña.1.- Recomendaciones para salir de la cuesta de enero:2.- Paga tus deudas y no contraigas más, cuando recibas tu primeras quincenas del año abona a los compromisos contraídos en la época navideña. Debes pagar siempre el monto mínimo en todos tus créditos para evitar el cobro de intereses moratorios o comisiones. Pero cualquier cantidad adicional que puedas aportar destínala a la deuda de interés más alto.3.- Elabora una lista de gastos que tengas que cubrir  y de los ingresos con los que dispones para hacerles frente. Si reservaste algo de aguinaldo ¡felicidades!4.- Si para salir del paso con un gasto en navidad tuviste que endeudarte con una compra a cerdito a tasas de interés elevadas, valora pedir otro préstamo si las condiciones son mejores y paga el primero.5.- Abstente de compras compulsivas y en cuestión de alimentación modérate en lo que preparas en casa pues es común que queramos seguir consumiendo como en la época navideña. También deja de comer  en restaurantes.6.- Pospón reuniones con amigos o compromisos familiares  hasta febrero cuando ya te estabilices de tu bolsillo.7.- Aprovecha los descuentos en el pago de impuestos y derechos tanto estatales como municipales.8.- Una venta de garaje no te aria nada mal para obtener un ingreso extra. 9.- La casa de empeño es una buena opción siempre y cuando tengas en claro como pagarás el préstamo y que la tasa de interés se acomode a tu presupuesto. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx