Finanzas de a pie

Consejos para la mujer en el “Shopping time”

Comprando Outlets 

Es un hecho que todo lo que sale después de unos meses termina en rebaja y tú terminas por ponértelo al menos un año. No gastes todo tu dinero en  ropa de temporada, compra sólo la que realmente veas que destaca y que puedas combinar con tu estilo de vida.


Invertir en ropa y  accesorios 

La mejor inversión es el calzado y los accesorios, pues es lo primero que ve la gente al conocerte y si tu calzado o accesorios no convencen pues tu ropa menos. Compra un par de zapatos glamurosos y un collar de perlas y lo sabrás, eso impacta más que una blusa o pantalón caros. Además puedes ir construyendo un ahorro en joyas de diversos metales.


No caigas en caprichos

Ese vestido que se le ve genial a la modelo de la revista, la blusa de marcaque trae puesta tu jefa o tus compañeras de trabajo y todo eso que deseas ¿realmente lo necesitas? Es decir, ¿va con tu personalidad? ¿Lo vas a usar? ¿Tienes con qué combinarlo? Contesta estas preguntas antes comprar lo primero que ves.


Las rebajas juegan a tu favor

Conviértete en una caza ofertas. En las rebajas puedes encontrar esos jeans que te gustaron y que estaban muy caros, o puede que te encuentres con eso que te gusto desde la primera vez pero ahora con 20 o hasta 50% de descuento. Ahora antes de comprarlo también reflexiona si no lo necesitas.


Cuidado con los meses sin intereses

Sólo usa los meses sin intereses para algo que realmente desees, duradero y que no puedas pagar en una sola exhibición. No termines saturando tu tarjeta con esas cosas que no necesitas, abonos chiquitos pero muchos y que al final son una carga para tus finanzas.


No hagas compras de pánico

Si el vendedor te dice que el producto que te probaste es el único en existencia, o que sólo lo encuentras en esa tienda, inclusive si te dicen que ya no habrá más en la temporada es porque te está mintiendo y busca meter presión psicológica para que lo compres de inmediato, aléjate y busca otra cosa.


Si estás deprimida no vayas a las tiendas comerciales

Guarda las tarjetas de crédito, efectivo y hasta los vales de despensa cuando estés deprimida, pues es el peor momento para comprar cosas ya que no estás pensando lo que haces y gastas. 


marcelo.lara@uadec.edu.mx