Emprendiendo con sentido humano

Importancia de las vacaciones para un emprendedor

Vacaciones es una palabra que rara vez escuchamos en las personas emprendedoras. Siempre están las preocupaciones sobre clientes, negocios y oportunidades que uno puede perder si no estamos en la empresa. Pero el desconectarse y tomar un tiempo de descanso también sirven para incrementar la creatividad y generar ideas. De acuerdo con un estudio citado por el diario español ABC, cuando las personas no piensan en las tareas que realizan y nuestro cerebro se relaja, se está en un estado de desconexión, debido a la “red neuronal por defecto”, la cual permite que las ideas surjan por inercia de la profundidad de nuestra mente.

Según los expertos, no es necesario tomar una semana completa de vacaciones, pueden ser uno o dos días que sirvan para meditar, relajarse y liberar el estrés, esto ayuda a recargar tu energía y mejorar la productividad a tu regreso.

Aplicar el desentendimiento cognitivo, implica alejar la mente de los problemas y realizar algo completamente ajeno, incluso puede ayudar a tener éxito en tu negocio, ya que nuestro cerebro recarga baterías y facilita el regreso al trabajo con perspectivas nuevas y energías renovadas.

Algunas de las actividades que los emprendedores recomiendan realizar durante vacaciones y que ayudan a generar ideas, son las siguientes: dar prioridad a la familia para compensar el tiempo ausente mientras trabajabas. Tener un hobby como bucear, correr o leer, o simplemente escuchar música. Tomar siestas para que el cuerpo se relaje, y además sirve para liberar estrés. Hacer ejercicio pero sin pensar en el trabajo mientras lo estas realizando. Hacer algo divertido que rompa tu rutina y que te haga sentir feliz. No hacer networking todo el tiempo; delimita tus llamadas de negocio a ciertos horarios.  Confiar en tus empleados, delegando responsabilidades, además es una oportunidad para que ellos demuestren sus aptitudes. Está comprobado que el negocio si sobrevive en nuestra ausencia.

 Después de unas merecidas vacaciones, la mente se clarifica, se refresca, somos más creativos pero lo más significativo es que te mantienes en contacto con lo que es importante: “tú mismo”. Dedicarte tiempo permitirá darte cuenta que no todo lo que da éxito en un negocio es estar en la oficina, sino enfocarse en lo que realmente genera éxito en la vida personal y profesional.