Emprendiendo con sentido humano

Fomentando la vocación emprendedora

Hoy en día la educación superior está fomentando cada vez más la cultura emprendedora porque se sabe que es una de las formas para ser exitoso en la vida.

Sabemos que el emprendimiento no nace de la noche a la mañana. “Debemos fomentar la vocación emprendedora entre nuestros jóvenes para convertir a México en un semillero de talento innovador” comentó Enrique Jacob Rocha, presidente del Inadem (Instituto Nacional del Emprendedor) durante la ceremonia del Premio Nacional del Emprendedor, en la cual estuvo presente el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Las instituciones educativas, sobre todo del nivel superior, tenemos la obligación de realizar una labor de fomentar el espíritu emprendedor en los estudiantes y sobre todo de seleccionar a aquellos que muestren un perfil adecuado.

Debemos realizar un vínculo importante con ellos y ayudarlos en el asesoramiento de plan de negocios, promoción, financiamiento y toda la ayuda que requieran para llevar a cabo sus propósitos.

Dentro de una institución, hay diversas formas de fomentar el espíritu emprendedor, desde realizar proyectos y eventos que causen impacto y sobre todo que sean innovadores, que rompan paradigmas y generen riqueza en su entorno. Lo que se hizo antes con éxito no necesariamente tendrá el mismo resultado en el presente.

Si ya se cuenta con un espíritu emprendedor es necesario cultivarlo, aprovechar la oportunidad y actuar sobre moldes nuevos, porque es así como nacen las buenas ideas que pueden cambiar al mundo. De acuerdo con el Luis Alberto Ambrosio, en su documento de vocación empresarial, de la incubadora virtual de empresas de Tecnológico de Monterrey, nos menciona que existen 3 características particulares que debe tener un emprendedor: a) Visión b) Ejecución y Liderazgo.

Nos menciona que el emprendedor siempre está buscando cómo modificar para bien el entorno de las personas, ellos son una pieza clave en el desarrollo de los pueblos pues contribuyen con la creación de riqueza e innovación. Tener la vocación no es fácil, pero tampoco imposible, es cuestión de querer. 

Concluyo con una frase de Mac Anderson en TheNature of Success: “Detrás de mí está el poder infinito ante mí es la posibilidad infinita A mi alrededor es la oportunidad sin límites ¿Por qué he de temer...?”.