CABLE A TIERRA

La política “moderna”


Robert Putnam, politólogo y catedrático de la Universidad de Harvard, plantea la pregunta que debe hacerse la política moderna: por qué  tanta gente se está quedando marginada. Al leer la entrevista que la cadena BBC le hace al asesor de presidentes como Barak Obama o Bill Clinton, no se puede dejar de pensar en nuestros políticos y sus genialidades de campaña.

Lejos de hacerse preguntas tan profundas como la que plantea Putnam en su disertación, los candidatos a diputados, por ejemplo, prefieren abrir sus campañas con actos más profanos. Eso sí más ligados a lo que intuyen les ganará likes en Facebook o reproducciones “Ad infinitum” en Youtube.

Bailan zumba, besan niños, abrazan ancianas y prometen lo que no podrán cumplir: el acceso a mejores servicios primarios, para empezar.De entre quienes buscan representar a la sociedad en la Cámara Baja el ánimo reflexivo culmina en cuanto se les cuestiona si su preocupación por representar adecuadamente a la población mexicana en el Congreso les motiva a ser transparentes desde el inicio. Para ser congruentes: demandan la confianza del electorado y defienden, como perros, su derecho a mantener  en la sana privacidad sus bienes e intereses.

La política es rentable, para quien la trabaja.

Y ahí, retornamos a la inquietud de Putnam: la política moderna no se  está preguntando por qué tanta gente se está quedando marginada. Los políticos “modernos” están facilitando esa marginación y de hecho, a través de su curul, de su alcaldía, de su gobierno estatal están facilitando la segregación económica. 

¿Cuántos de esos representantes y aspirantes a legisladores viven en cerradas residenciales para proteger el estilo de vida que tanto sudor les ha costado? La  política moderna no se está preguntando por qué tanta gente está marginada, la política moderna mexicana está acentuando la brecha. 

@marmor68