Mercados en perspectiva

Se fortalece el consumo y la economía

La economía mexicana ha evolucionado un poco mejor de lo esperado y la sorpresa es que el impulso ha venido de un fortalecimiento en el consumo y no de la producción manufacturera, que era lo tradicional. La única respuesta a por qué está sucediendo esto la explican varios factores; sin embargo, uno de los más importantes es que con la caída tan fuerte en la inflación —que este año estará en alrededor de 2.7 por ciento, el nivel más bajo de los últimos 40 años—, lo que se ha incrementado son los salarios reales. Aunado a lo anterior, el comportamiento de la creación de empleos formales también ha sido positivo en 2015. Por lo que se refiere a la producción manufacturera, no es que ésta disminuya, simplemente su ritmo de crecimiento ha sido más bajo que en los trimestres anteriores. Llama la atención la baja registrada en la producción de automóviles, cuando en Estados Unidos este año se han roto récords en la venta de vehículos y en México han aumentado de forma importante; la razón, explican los expertos, es coyuntural y se debe a que hay muchas marcas que están cambiando de modelo y eso implica cambios en los moldes que afectan la producción, pero esto sucede de vez en vez y no hay de qué preocuparse.

La economía de EU —conforme a los pronósticos— se sigue comportando bien; en Europa también hay mejoras, pero la baja inflación sigue preocupando, por lo que se espera un incremento en los estímulos monetarios para la zona euro por parte del Banco Central Europeo.

Respecto a Japón, la situación es buena, aunque ésta no es tan clara, ya que los estímulos monetarios actuales (emisión mensual de yenes por un equivalente a 80 mil millones de dólares) ayudarán a esa economía, pero el enorme endeudamiento del gobierno (equivalente a 200 por ciento del PIB) obliga a incrementar impuestos en el mediano plazo para resolver el tema del sobreendeudamiento y más impuestos no favorecen el crecimiento económico.

Por último, China ofrece estabilizarse con mecanismos que implementará el gobierno, encaminados a garantizar un crecimiento mínimo de 6.5 por ciento anual durante los próximos 10 años; las medidas precisas no se han dado a conocer, pero el anuncio ha brindado tranquilidad a los mercados. El ambiente sigue estando dominado por lo que pudiera ser el inicio de la normalización de la tasa de interés en Estados Unidos, lo cual puede suceder en diciembre.


info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx