Mercados en perspectiva

Difícil hacer proyecciones

No cabe la menor duda de que estamos viviendo tiempos difíciles en todos los sentidos. El panorama nacional está complicado por una serie de factores que he tocado aquí en diversos artículos. Temas como lo abultado de la deuda pública, las precarias finanzas públicas, un entorno externo que no nos favorece por los bajos precios del petróleo y una inminente alza en las tasas de interés en Estados Unidos. Pero en el cortísimo plazo lo que más preocupa es el resultado de las elecciones en EU.

El tema estadunidense no es menor, si triunfa la señora Clinton nuestra problemática permanecerá tal cual la tenemos hoy, pero si gana Trump la vida nos cambiará en forma importante. El escenario al que nos enfrentaríamos en lo económico es difícil de prever. Trump es un tipo que nos viene amenazando constantemente en el último año. Es más, ha hecho de los “ castigos “ que impondrá a Mexico una parte importante de su campaña. Primero empezó con la estupidez de construir un muro a lo largo de toda la frontera, lo cual sería su prerrogativa, pero después dijo que nosotros lo tendríamos que pagar y que si no lo hacíamos el dinero lo tomaría de las remesas que mandan los mexicanos que viven allá. ¿Lo podrá hacer? Francamente no lo sé, pero lo que sí me queda claro es que su intención es perversa; lo que más preocupa es que pusiera obstáculos al comercio entre los dos países.

Me cuesta trabajo pensar cuál sería nuestra perspectiva económica si tuviéramos que vivir con Trump como presidente del país más poderoso del mundo. Pero ante tanta incertidumbre, que está muy cerca de despejarse, lo que sí podemos hacer es empezar a cambiar nuestro México.

Lo primero que tenemos que hacer como sociedad, independientemente de lo que suceda con nuestro vecino del norte, es exigir al gobierno a que tome medidas serias y comprometidas para disminuir la inseguridad que provoca la corrupción y la impunidad. Forzar a que el gobierno aplique el estado de derecho en todos los ámbitos y que deje de ser complaciente. Por supuesto, cuando digo gobierno me refiero a los tres niveles: el federal, el estatal y el municipal.

En lo económico también es importante que se cumpla estrictamente con los presupuestos autorizados y llevar a cabo los recortes acordados, a fin de lograr un mejor equilibrio de nuestras finanzas públicas. Por supuesto, también será necesario hacer todo lo que se necesite para diversificar nuestros acuerdos comerciales y no ser tan dependientes de EU.

Espero que no gane Trump, pero si lo logra no nos podemos quedar con los brazos cruzados. México no se acabará; tenemos que buscar salidas alternas.

info@cism.mx

@CISomozaMusi

www.cism.mx