Mercados en perspectiva

Reacciones mixtas en los mercados

Esta semana hubo dos reuniones muy importantes: la de la Reserva Federal de Estados Unidos y la del Banco Central de Japón. Por lo que se refiere a la Fed, como todo el mundo esperaba, no se anunció cambio alguno a la política monetaria; en el informe lo único distinto al del mes pasado fue que se eliminó la frase de preocupación sobre los riesgos del entorno global.

En realidad no hubo nada nuevo y los mercados no variaron sus opiniones, ya que siguen pensando que la tasa de referencia que fija la Fed solo tendrá un alza de 25 puntos base, misma que sucederá en la última parte del año.

En relación con Japón, el comunicado de política monetaria desilusionó a los inversionistas, lo que implicó una fuerte caída del Nikei y una revaluación de su moneda. El mercado esperaba que se anunciaran estímulos monetarios adicionales a los ya establecidos, y al no suceder esto los efectos negativos no se hicieron esperar.

En otros datos del entorno económico internacional, se dio a conocer el crecimiento del producto interno bruto del primer trimestre de la economía estadunidense, el cual salió por debajo de lo esperado y se situó en 0.5 por ciento; el primer trimestre de la economía en EU ha sido, en los últimos años, el más débil de los cuatro.

El pobre crecimiento del sector industrial afectó el trimestre y también fue el causante de que las exportaciones de manufacturas mexicanas hacia ese país cayeran casi 7 por ciento en los primeros tres meses del año. A pesar de lo anterior, el departamento de análisis económico de CIBanco estima que tanto la economía estadunidense como la mexicana crezcan alrededor de 2.4 por ciento este año. Lo más relevante en la semana para México es que el precio del petróleo haya rebasado los 46 dólares por barril —el West Texas Intermediate (WTI)—, y consecuentemente la mezcla mexicana haya subido a 36.33, luego de haber tocado un mínimo de 18 dólares en febrero. Lo anterior reforzó nuestra moneda, mejoró su cotización contra el dólar de forma significativa, al llegar a niveles de 17.20 pesos por dólar.

El precio del petróleo es clave para reforzar nuestras muy lastimadas finanzas públicas, y sin poder cantar victoria aún, todo indica que el precio del crudo WTI trata de estabilizarse entre 45 y 50 dólares por barril.


info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx