El Psicoperfil

El Psicoperfil de Fausto Vallejo ex gobernador de Michoacán

1. PATRONES DE PENSAMIENTO.

    Predomina en él la inteligencia intrapersonal, comprendida ésta como el conocimiento de sí mismo y la facilidad para adaptar sus propias formas de actuar de acuerdo a ese conocimiento. Con esta  inteligencia logra obtener una imagen exacta de sí mismo, sus fortalezas y debilidades, también conocer sus estados de ánimo y manipular a los demás con esta información.





    2. PATRONES PARA PERCIBIR LA REALIDAD.


    Muy sensible a las críticas, las toma de manera personal.

    Alta capacidad de sobreadaptación a su entorno familiar, profesional y social.


    Buena disposición a actuar más por los otros, que por él mismo.

    Empatía compulsiva.

    Considera que las personas se preocupan demasiado por las cosas que suceden.



    3. PATRONES DE SENTIMIENTOS GUARDADOS.


    Guarda fuertes resentimientos con el padre o tutor que no ha podido resolver.

    Es probable que en su infancia se haya sentido ignorado y poco o nada escuchado.

    Su motor de vida es “demostrar que puede”.

    Síndrome del “chavo del ocho”: siente que nadie lo comprende ni respeta su persona.

    Rencoroso y vengativo, muy visceral.

    Vive en la dicotomía entre la hostil provocación y la compunción ante la autoridad.



    4. PATRONES HACIA EL TRABAJO Y LAS FINANZAS.


    Poco asertivo. 

    Ante un jefe demandante y exigente no se confronta, pero si relega sus responsabilidades, agresividad pasiva.



    5. PATRONES DE LIDERAZGO.


    Baja autoestima.

    Sobrado de paciencia.

    De poco carácter para la toma de decisiones, altamente manipulable.

    Buen anfitrión, servicial, compulsividad de quedar bien con los demás.



    6. PATRONES DE EXPRESIÓN.


    Le gusta que le digan que están de acuerdo con él.

    No le gusta que lo interrumpan cuando habla.



    7. PATRONES PARA ENFRENTAR LOS RETOS Y CONFLICTOS.


    Evita en la medida de lo posible enfrentar los conflictos fuertes, la resistencia pasiva es su respuesta.

    No le gusta que lo presionen para tomar decisiones, así sean los de arriba, menos los de abajo; “todo a su tiempo” diría él.

    Obstinadamente conservador, tradicionalista, de criterio limitado, prefiere lo conocido, temeroso de cualquier cambio e innovación.