El Psicoperfil

Angélica Fuentes Téllez

1. PATRONES DE PENSAMIENTO.

Ha desarrollado especialmente la inteligencia interpersonal, es decir la agudeza y habilidad para percibir los estados de ánimo, pero sobre todo los sentimientos de las demás personas.

También ha desarrollado la inteligencia de los parámetros, comprendida ésta como la habilidad para administrar, reconocer y transformar los ritmos, rutinas o rituales de su parte instintiva.

2. PATRONES PARA PERCIBIR LA REALIDAD.

Posee un marcado sentido de superioridad moral y ética frente a los demás, tiene “sus propios principios éticos y valores morales”.

Convencida que su ira está justificada pues su “responsabilidad” es hacer cumplir las normas “como Dios manda”.

Se sabe depositaria de la verdad como “un derecho divino”.

Le gusta que le digan que aprueban su comportamiento.

Se ve a sí misma como una persona muy “considerada”.

Obsesiva-compulsiva.

3. PATRONES DE SENTIMIENTOS GUARDADOS.

Es probable que en su infancia fuera estimulada para ser “La Princesa”, objetivo fijado tal vez por decisión materna, de ahí su determinación de casarse en la India en donde la sociedad está dividida en castas. También es factible que fuera una niña que tuvo que aguantarse su rebeldía, sometiéndose a las normas y reglas que se le imponían los padres para ser ejemplo de los demás. 

Gran temor de ser considerada vulgar, mediocre, ordinaria, e imperfecta. Subyace fuerte resentimiento hacia la figura paterna.

4. PATRONES HACIA EL TRABAJO Y LAS FINANZAS.

Más proclividad a la crítica y descalificación que al reconocimiento y aceptación de sus colaboradores  y empleados. Es perfeccionista, le gusta terminar sus proyectos hasta el último detalle, hasta el más mínimo. 

No le gusta que le hagan perder el tiempo y, mucho menos, el dinero. Todo lo quiere controlar, por lo que delega poco, prefiere fiscalizar. Trabaja a base de implantar sistemas y procedimientos.

5. PATRONES DE LIDERAZGO.

Su tendencia a liderar es con el manual o reglamento en la mano, estableciendo objetivos bien definidos y motivando a su equipo de colaboradores para que busque y obtenga calidad suprema. Agresividad hacia los inferiores económicamente y socialmente, aún los consanguíneos. Cuando hace un favor a alguien quiere que le manifiesten su agradecimiento enfáticamente, como debe hacerlo el súbdito a su monarca. Es maestra en el arte del control y la manipulación.

Independiente, individualista e inflexible. Celosa, territorial  y posesiva.

6. PATRONES DE EXPRESIÓN.

Prefiere usar el “tú debes” en lugar del “yo quiero”, como la Reyna a sus súbditos. Corrige, increpa, instruye, sermonea,  juzga, critica, prescribe.

Muy crítica con las demás personas y poco o nada autocrítica. Muy persuasiva verbal.

7. PATRONES PARA ENFRENTAR RETOS Y CONFLICTOS.

Improbable que consulte a un terapeuta, pues sería reconocer que está mal o que está fallando y perdiendo el control, en todo caso estaría manipulando al terapeuta para que éste le diga lo que ella quiere escuchar. Cuando alguien entra en conflicto con ella quiere que le pidan perdón y ser esta precisamente la que otorgue el perdón, pues son los demás los que la ofenden con sus acciones, pareciera que padece el trastorno de personalidad antisocial. Impulsiva hacia la destrucción violenta de los obstáculos sin medir consecuencia. Déficit en sus mecanismos para controlar la ira. Fuerte voluntad instintiva.




Estimado lector si desea hacer un análisis comparativo de este PSICOPERFIL con el de de Jorge Vergara Madrigal, ver: http://www.milenio.com/firmas/manuel_mancera_angulo/psicoperfil-Jorge-Vergara-Madrigal_18_292950732.html
Estudió ciencias de la comunicación en el ITESO Guadalajara. Se desempeñó como investigador y analista de la Secretaría de Gobernación. Actualmente es asesor externo de varias empresas en Guadalajara y en otros estados.Manuel Mancera es especialista en una rama de la psicología denominada psicomorfología facial, método de evaluación a través de la rigurosa y sistemática observación y análisis del rostro humano y sus rasgos faciales de forma integral que sin adjudicar valores absolutos a rasgos aislados del rostro y sus componentes, llega a un conocimiento científico de la personalidad de los individuos sin ser determinista ni adivinatorio.

 

psicoperfilmancera@gmail.com