Género en su tinta

Los hombres y su cambio

Cuando como varón me planteo el que tal vez mis actitudes y forma de pensar no necesariamente son las correctas o adecuadas, es decir algo dentro de mi reconoce que en realidad estoy equivocado al ser machista, comienza un camino de incertidumbre y crisis de mis valores masculinos. Y es que el sentido de hombría descansa sobre una base no muy firme, ya que la hombría siempre está en entredicho. Frente a los amigos, la pareja, los hijos e hijas y cualquier persona finalmente, se tiene que sostener una gama de actitudes definidas como masculinas, que de lo contrario, un sentir de inferioridad aparece e incómoda.
Muchas veces una crisis de violencia, la ruptura definitiva o la amenaza de ruptura de una relación de pareja, marca la pauta para que como varón me detenga, y con no muchas ganas, la mayoría de las veces, reconozca lo que en cada hecho de violento esta presente. El que la persona con la que comparto una relación emocional, no me pertenece, que no es un objeto diseñado para cumplir mis expectativas, y por lo tanto pretender esto, es en si mismo un hecho violento, un abuso.
Y al reconocer esto, implica entonces que los mensajes sociales sobre una supuesta superioridad y exaltación de lo masculino, y sobre todo el mensaje de que como varón, mi rol en una relación de cualquier tipo, es la de tener el control, el dominio, es en realidad una mentira y además una locura. Que me lleva a aferrarme y sostener esto a cualquier costo. Claro, mientras más me aferro más dura es la caída.
Por lo tanto pensar en cambiar, es pensar en abrir una puerta a una dimensión nueva y poco conocida: la dimensión de los afectos y la vida emocional. Afortunadamente los hombre, en alguna medida tenemos rastros de una necesidad de interiorizar y desenmascarar esos mitos sobre lo masculino. Y el justo balance para esto es la congruencia. Es decir no solo de dientes para afuera, si no de la puerta para adentro. Una oportunidad valiosísima, que como varón no debería de dejar pasar.


alejandro.contreras.rdz@gmail.com