Incubadora de Empresas

La Incubadora de Empresas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Tampico con 10 años de operación y certificada por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) está orientada a la creación, desarrollo, consolidación y crecimiento de empresas con modelos  innovadores de negocios, apoyando así la formación de emprendedores con la finalidad de generar empleos y lograr un crecimiento económico y social en su región de influencia. 

Es de primordial interés para la incubadora el identificar y apoyar áreas de negocio que son compatibles con la vocación productiva y el potencial local.

Su objetivo es ofrecer a los alumnos, egresados y comunidad emprendedora un modelo de desarrollo de nuevas empresas, así como formar empresarios y empresas competitivas en el ámbito nacional e internacional, generando  empleos que contribuyan al desarrollo social de su comunidad.

El perfil de los participantes son personas que desean iniciar la operación de su empresa y necesitan construir su plan de negocios, aplicando metodologías y estrategias para la operación rentable y sustentable de la misma.

El proceso de selección de proyectos se realiza a través de la emisión de una convocatoria a emprendedores, donde se recibe un cuestionario para evaluar su propuesta, misma que es presentada y evaluada por un comité, el cual otorga su respuesta de aceptación o rechazo.

El modelo de incubación está integrado por la preincubación que consiste en elaboración de idea y desarrollo del plan de negocio.

Una vez aprobado el plan de negocios, se entrega la carta de aprobación y la carta de retroalimentación a los emprendedores, invitando al comienzo de la etapa de incubación, que facilita y guía a las empresas en su proceso de implantación, operación y desarrollo. 

Dentro de la red de Incubadoras se trabaja con tutores, asesores expertos en áreas específicas, consejo empresarial, grupo de capacitación empresarial y personal de la división de Incubación.

Así como también se tiene relación con secretarías gubernamentales para efectos de trámites y solicitud de fondos.

En el caso de existir interés en un grupo de inversionistas, el proyecto deberá ser presentado y validado.

Una vez aprobado, se concluye con una carta de aprobación y el proceso de graduación.