Hay mujeres que nacieron para brillar, pero las bahianas son algo excepcional

Conocí a Sergina Boa Morte  justo  cuando se celebraba otro aniversario de la Revolución de mayo aquí en Argentina, ella participaba en el stand de Brasil donde mostraba la fascinante gastronomía dentro de la Feria de Colectividades en honor a la patria realizado en Parque Patricios.

Mi amigo Sergio Álvarez me había platicado mucho acerca de ella y de su esposo Antonino Pereira, un uruguayo divino a quien conocí ese mismo día y quien enseguida me presentó a toda la familia.

Oriunda de São Paulo, Brasil, sale por primera vez de su país debido a su talento y  folklore aprendido durante muchos años que la hicieron llegar a recorrer más de diez ciudades en el marco de una gira majestuosa que culminó en el Teatro Bolshói en Moscú.

El 2 de septiembre de 1971 se viene a vivir a Buenos Aires, cargada de sueños;  en su carrera destaca su participación en Cosquín representando a Brasil gracias a la invitación de la Embajada.

Es una incansable luchadora en el área de derechos humanos, apoyo a los inmigrantes de su país y protección a la mujer. Con el paso de los años, gracias a su capacidad y el empuje de sus hijas funda “A Turma da Bahiana” un espacio que nació debido al interés de la gente.

Clases de portugués, samba, cocina, introducción al culto Afro-Brasilero, orientación para radicación y barras de tragos para eventos son algunas de las cosas que involucra esta asociación sin ánimo de lucro. 

Pero ¿Quién es en realidad esta mujer? Es coordinadora de mesa de afrodescendientes de Diálogos en el Senado, acaba de acudir a la séptima reunión abierta en donde se habló acerca de la reparación histórica de los afroargentinos y la cultura afro.

Junto con este equipo actualmente trabaja por el Decenio y por el encuentro federal el 8 de noviembre Día Nacional de los Afroargentinos y de la Cultura Afro.

Una mujer mística con una enorme capacidad para hermanar y difundir la cultura. En 2014 en el marco del Día Internacional de la mujer en medio de un emotivo acto en el Honorable Senado de la Nación se entregaron Diplomas de Honor a catorce destacadas mujeres en reconocimiento a su acción comprometida en la defensa de los Derechos Humanos entre ellas estaba esta bahiana de gran corazón.

Hace algunos días y por invitación de Ana Rolla fui a “La Trastienda” junto a mi sobrino Jair, la reunión se realizó debido a que Sergina fue invitada a cantar y lo hizo espectacular.

Luego me enteré que hace varios años había grabado un disco y que manera de hacérmelo saber… simplemente sonreí a la par de saludar a todos los brasileños que nos dieron la bienvenida a un grupo de amigos maravilloso.

Siempre me ha gustado conocer gente buena, luchadora e inteligente y me encanta cuando la vida me sonríe y me las entrega de esta manera… sigo en el camino.