UPA 2 en el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires

Steven Spielberg alguna vez dijo: -“Yo no sueño en la noche, yo sueño todos los días… yo sueño para vivir”-y esto es precisamente de lo que estuvo repleto el 17° Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires, de sueños que se volvieron realidad para muchos directores, productores y actores quienes hace algunos días me dejaron con una gran sonrisa luego de que acudiera hasta Village Recoleta para el estreno de la película “UPA 2: El regreso” en donde participó mi amiga, la actriz Ivania Cox.

Tengo que confesar que este fue el primer año en el que acudo como espectador y hacerlo en este festival que es considerado como uno de los más destacados del mundo fue un verdadero placer, el ver expuestas las ideas de grandes creadores y artistas tiene un gran valor.

Más de 412 películas nacionales e internacionales fueron exhibidas en 13 sedes que fueron distribuidas por toda la ciudad para deleitarnos, incluso este año para las proyecciones se sumaron lugares icónicos de la ciudad como: Teatro Colón, La Usina del Arte y el Teatro General San Martí.

Cabe señalar que esta edición concluyó con un total de 380 mil personas que vivieron intensamente esta agenda cinematográfica internacional organizada por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde hace algunos meses Ivania me había contado acerca de su trabajo e incluso hubo veces que no pudimos encontrarnos debido a que estaba en pleno rodaje de la película, fue muy importante acudir a ver expuesto su trabajo considerando su profesionalismo y debo confesar me dejó sin moverme en el asiento, una comedia ácida muy bien lograda dirigida por Tamae Garateguy, Santiago Giralt y Camila Toker que muestra con ironía el trabajo del cineasta independiente.

Cabe señalar que incluso la primera parte de Upa, ganó el premio de la selección oficial de largometrajes, y es que debo decir que el día de la función que además tuvo lleno total y entradas agotadas tuve la oportunidad de conocer y platicar con Giralt uno de los creadores de esta película.

Siempre me ha encantado conocer a gente talentosa y apasionada de su trabajo y sin duda este equipo artístico dejó una gran huella que se vio reflejado en una película que se hizo realidad gracias a que nunca dejaron sus sueños.

La meta se cumplió no sólo en el primer rodaje sino en este último filme que sin duda fue elogiado por  conocedores y espectadores y del que seguramente tendremos más noticias.

Por último quiero terminar esta columna exhortando a todos esos jóvenes con grandes propuestas y felicitando a los creadores de BAFICI en Buenos Aires, plataforma idónea para iniciar en el mundo de la cinematografía.