Piazzolla Tango: un lugar de película en la que tú puedes ser el protagonista

Hace algunos días tuve la oportunidad de acudir con mi amigo Carlos Arturo Álvarez Fernández (quien me visitó desde Venezuela) a “Piazzolla Tango” un lugar espectacular que se encuentra en Florida 165 aquí en Buenos Aires, Argentina. Eran las 19:00 horas cuando el transfer pasó a buscarnos y nos unió con personas de todas partes del mundo para disfrutar de una experiencia única: clases de tango, cena y show.

Unas escalinatas impecables fueron el camino que nos dejó hasta una estancia en donde fuimos dirigidos para el “Salón Triunfal” donde ya nos esperaban nuestros profesores de tango. La buena onda y disposición para enseñarnos los pasos básicos de tango fue excelente. La alegría se desbordaba y se notaba la emoción de todos por aprender más acerca de la cultura argentina. Terminamos las clases contentos y con un diploma en donde nos recuerdan que la vida se mide en experiencias y esta es una que no deben perderse.

Un teatro Belle Epoque nos abrazó: El techo alto, los balcones labrados con detalles en color oro, una delicada mesa a la luz de las velas  y las impecables cortinas aterciopeladas me hicieron sentir dentro de una película. ¡Es impresionante su belleza!

El menú es digno de reyes y a elección, en mi caso pedí de entrada: “Chiquilín de Bachín”: Sopa de calabaza con croutons de pan de campo y escamas de queso parmesano, el plato principal era exquisito y lo recomiendo ampliamente: “Adiós Nonino” que consistía en bife de chorizo acompañado de papas al romero, tomates confitados y batatas al horno caramelizadas y para terminar “Milonga de Ángel”: helado de mascarpone con chocolate y caramelo. El vino San Felipe nos acompañó en este viaje y nos hizo sonreír sin parar. La impecable acústica hace que la música de El Sexteto Piazzolla Tango nos emocione con un espectáculo impecable: “Las Cuatro Estaciones del Tango”. Voces privilegiadas hacen que la noche sea corta a la par que los bailarines dejan su magia en el escenario. “Balada para un loco”, “Por una cabeza”,  “El día que me quieras” y “María de Buenos Aires” fueron mis favoritos.

El precio que incluye las clases de tango, la cena  y la bebida libre no es nada a comparación de la majestuosidad del show, del impecable servicio y sobre todo de la experiencia única que uno se lleva. Siempre he creído que la vida se mide en momentos, en que más que dinero o cosas materiales uno se lleva un cortometraje de recuerdos a la tumba. Festejé mi cumpleaños en Piazzolla Tango con mi amigo Carlos, sin duda el mejor de mi vida y tengo la certeza en que las imágenes de esta noche será parte de mi cortometraje... ¿ y tú, ya pensaste que vas a incluir en el tuyo? Déjame tu respuesta en: magda_barcenas_castro@hotmail.com.