Embajada de México conmemora 40 Aniversario del Exilio Argentino

Hace muchos años años inició la historia de una casona en Belgrano, la sede de la Embajada de México en Argentina y en donde hace algunos días se conmemoró el 40 Aniversario del apoyo otorgado a refugiados argentinos durante la dictadura militar que dejó como saldo miles de desaparecidos.  “Argenmex, 40 años: destinos entrelazados por la hermandad”: En la atmósfera se sentía nostalgia pero a la vez paz. La hermandad entre México y Argentina se celebra, se agradece, se siente, se admira, se vuelve simbólica…eterna.

En esta ocasión asistí con mi amiga Julieta Laiseca gracias a la invitación del Embajador, Fernando Castro Trenti quien durante esta velada hizo una remembranza de aquel suceso histórico  que hoy celebra la vida, la fuerza y la supervivencia. Más tarde Alberto Salguero Vaca Narvaja  y Francisco Yofre, tomaron el micrófono y dieron su testimonio de aquello que marcó su vida, de esas imágenes que aún quedan en su memoria. Regresaron a su refugio después de muchos años. Creo que no fue fácil… pero su propósito de vida es lo que vale. “A México le debo mi vida y las vidas de nuestros hijos”. Sus palabras quedarán siempre grabadas en nosotros, esa parte que nos entregaron la apreciamos, la resguardamos y la hicimos nuestra. El vínculo estará siempre. Al abrir las puertas se cerraron las heridas y se convirtieron en leyendas. México protegió la vida,  a sus hermanos quienes en tiempos difíciles fueron arropados por la calidez de un pueblo que continúa vigente en esta parte del mundo.  Más que un refugio fue su casa. Lo será siempre.  La Embajada de México en Argentina hoy es un espacio de memoria y reflexión. “La esperanza de un destino distinto” así lo reflejó Castro Trenti, Embajador de México en Argentina quien dentro de su discurso expresó: Fue un abrazo genuino de una patria que les ofreció una vida distinta y segura. El argenmex tiene un motivo y una realidad. He escuchado decir a muchos mexicanos decir yo soy mexar, y a muchos argentinos decir yo soy argenmex. Esto habla del nacimiento de la biculturalidad”.