La Casa Curutchet: más que una casa un monumento a la arquitectura moderna

Comenzó el camino uno de esos calurosos días de primavera en Argentina, justo a mitad de semana desde la estación de tren de Constitución hasta La Plata; un recorrido de casi dos horas a 56 kilómetros al sudeste con el objetivo de conocer un poco más de la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires.

Este impresionante lugar destaca por su arquitectura y que mejor que conocerlo con mi amigo Francisco A. Navarrete Sámano, estudiante de la maestría en Arquitectura de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. ¿Pero como definir La Plata?-“Un cuadrado perfecto con un diseño sobresaliente de las diagonales que lo cruzan. Su plano arquitectónico se trazó especialmente para que disfruten de un paisaje único, los rombos dentro de su contorno hacen que incluso en algunas se perciba el olor a naranjos, en otras las flores y la naturaleza.

Los bosques y las plazas incluso se encuentran colocadas con exactitud cada seis cuadras.”- nos comentó a nuestra llegada Natasha Reginato, guía de la Casa Curutchet un sitio que desde hace más de un año prometí llevar a mi amigo. Y como las promesas nunca deben romperse, a las cinco de la mañana ya estabamos de pie dispuestos a comenzar con nuestro tour arquitectónico que empezó justamente en el boulevard 53 número 320 entre 1 y 2, en la entrada principal al eje cívico. ¿pero quien es el responsable de esta joya arquitectónica? El arquitecto francés Le Corbusier (definido por algunos como el Picasso de la arquitectura moderna) quien alguna vez señaló:

“La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de felicidad”. Tal parece que sabría que con el paso del tiempo dejaría un legado pues esta construcción es su único proyecto en Latinoamérica debido a su diseño vanguardista realizado entre los años 1949 y 1953 para el cirujano e inventor de instrumental quirúrgico Pedro Domingo Curutchet.

Un paseo obligado para los estudiantes de arquitectura a quien observé maravillados durante nuestra visita pues esta casa de 2 niveles y 180 metros cuadrados fue declarada de interés provincial, turístico y Monumento Histórico Nacional en 1987.

Cabe señalar que esta casa platense es el principal escenario de la película argentina “El hombre a lado” protagonizada por Rafael Spregelburd y Daniel Aráoz, una historia de un refinado diseñador que habita la casa, mientras que Víctor (Aráoz) es el vecino que vive del otro lado de la medianera.

Actualmente es la sede del Colegio de Arquitectos de la Plata y también fue nominada para ser Patrimonio de la UNESCO,sin duda es una parada obligada no sólo para los arquitectos sino para quien quiera admirar un “monumento” y disfrutar de este recorrido que con el paso del tiempo nos envuelve entre sus desniveles pintados en un tono blanquecino, escaleras y diversos pasillos que parecieran el recuerdo de un sueño.

Luego de incontables capturas fotográficas nos dirigimos a un restaurante a comer empanadas y festejar con una refrescante jarra de clericot con la que finalizamos nuestro primer recorrido por La Plata una ciudad tan interesante, bella y funcional de la que en mi siguiente columna les seguiré contando.