Entre ciudadanos

Gobernabilidad vs ingobernabilidad

En la cotidianidad que supone retomar las actividades y rutinas, son abrumadoras las fotografías que exhiben los periódicos todos los días, dando cuenta de la violencia e ingobernabilidad que viven los habitantes de Michoacán, y cuyos impactos también se hacen presentes en otros estados, entre ellos: Oaxaca, Guerrero y Morelos, provocando que la sociedad se sienta indefensa, frágil y peligrosamente expuesta a la arbitrariedad.

El sufrimiento de la población, las afectaciones en sus vidas, en la economía nacional, en la imagen que el país muestra al mundo, nos hacen pensar que los remedios penales y policiales empleados hasta hoy no son los adecuados.

Ya son muchos años de este gravísimo problema social, incuantificables las pérdidas humanas e inmensas las cantidades de dinero gastado, sin obtener resultados favorables.

Las así llamadas autodefensas comunitarias muestran el fracaso reiterado del Estado, y su estrategia, que no por insistir producirá resultados distintos.

Es obvio que esos grupos armados en el seno de las comunidades, realizan labores que el Estado impotente permite, evitando los señalamientos de violación a los derechos humanos, pero dejando a la población en la soledad de la impunidad, a merced de la delincuencia organizada, que se está mezclando con la presencia de otros grupos dedicados a la extorsión y al secuestro, de manera que algunos habitantes se arman, y legitiman sus acciones violentas ante la ausencia o tolerancia de las autoridades, que han perdido respeto, credibilidad y confianza.

El problema multifactorial de la violencia social que se vive en México y la consecuente ingobernabilidad e impunidad que se ha incorporado a la dinámica social exigen repensar con objetividad lo que se ha hecho hasta hoy, para tomar mejores decisiones.

La violencia niega el derecho y conculca las libertades, quienes recurren a ella consideran que los bienes que pueden perder son poco valiosos y por eso los arriesgan, de manera que si la ingobernabilidad avanza, el Estado se desliza a su extinción y la dictadura represora violando todos los derechos, aparece en el horizonte social de la ingobernabilidad.