Taller Sie7e

Los Tampicos antiguos

“En un lugar que ya se nombraba Tampico…“ acota el ilustre Fray Andrés de Olmos en el siglo XVI.  No sabremos, sin embargo, si se refería al río, a las lagunas, o a alguna población. Lo más probable es que así se llamaba la región circundante.

   Allí (en el actual Pueblo Viejo deTampico, Veracruz), solicitó Fray Andrés en 1554 del rey y del arzobispo la erección de un convento franciscano, y el permiso de que viniesen a poblar el sitio indios y españoles. Al lugar lo nombró villa de San Luis de Tampico y acudieron a la cita vecinos de Santisteban del Puerto, hoy Pánuco, Veracruz. Así se inició la historia de nuestra zona conurbada, teatro de muchos ruidos y vaivenes en su ya largo trascender. 

   Pero de inmediato empezaron las dificultades, pese a que la población tan sólo constaba de un puñado de residentes. Los piratas extranjeros, atraídos no por la riqueza de tan humilde pueblo, sino de un sitio donde abastecerse de agua fresca, gallinas y ganado, acostumbraban fondear en el río y atacar a los habitantes. Como defensa, se acomodó una alta plataforma en el lugar más alto, (la Mira) para espiar en el horizonte a los posibles atacantes, pero los desmanes no cesaban. Por fin, ante el último incendio del pueblo a finales del siglo XVII, la gente abandonó el lugar, dispersándose a sitios cercanos, de un lado y otro del río, donde pudiesen seguir dedicados a su ocupación principal: la pesca.

   Así los encontró el coronel José de Escandón, que colonizaba el actual Tamaulipas, y por orden real reubicó a los pobladores en donde hoy se nombra Tampico el Alto, Veracruz en 1754. (Debemos recordar que el “Santa Anna de Tamaulipas”, hoy Tampico de Tamaulipas, se fundó hasta 1823). 

   Todo este enredo e historia complicada fue el motivo de que muchos aficionados al conocimiento de nuestros orígenes, nos uniera en una agrupación que nombramos Asociación de Cronistas del Norte de Veracruz y Sur de Tamaulipas, que se inició hace 31 años (1985), en la que participamos los cronistas de la zona conurbada.  Por Tampico, Tamaulipas, el Padre Carlos González Salas; por Cd. Madero, el Sr. Eduardo Infante Álvarez; por el Pueblo Viejo, el Sr. Manuel de Dios y Silva; por Altamira, el Prof. Manuel Castellanos; por Ozuluama, la Quím. Sara García Iglesias; por Pánuco, el Dr. Faustino Vázquez Díaz; por González, el Prof. Ángel Pérez Sánchez y adjunto el Sr. Francisco Chávez;: y por Tampico el Alto, una servidora. Con mi sola excepción, todos han ya fallecido. Sin embargo, triunfó el motivo de nuestra Asociación, y con nuevos cronistas y el mismo empuje, hemos investigado y  dado a conocer por toda la República el alto origen y la historia de nuestros respectivos pueblos, de los que nos sentimos sumamente orgullosos.

   Ya retirada, me queda el orgullo de haber pertenecido a tan hermoso grupo, y escribo esta reseña con el deseo de que los actuales cronistas sigan adelante en su empeño y que los pobladores estén orgullosos de los que han estudiado su historia, y los apoyen y ensalcen como se merece tan digna ocupación.