Vida Cotidiana

A ver si ahora…

Después de ver que el equipo Santos Laguna ha estado presente en juegos de liguilla y la afición ha brillado por su ausencia, a ver si ahora que se enfrenten a las “Chivas” del Guadalajara, esos que se dicen santistas de corazón, pueden llenar el graderío del Territorio Santos Modelo.

En estos momentos el conjunto lagunero ya está más que preparado para su partido ante el rebaño, los jugadores se encuentran motivados, el entrenador Pedro Caixinha parece que al fin le ha encontrado la cuadratura al círculo, por lo que solamente falta esa conexión de la afición con el conjunto local.Vemos que los albiverdes son por tradición un equipo que siempre llega a las liguillas, a las semifinales, a las finales, en pocas palabras, es protagonista del futbol mexicano y por lo cual merecen ser apoyados.

Hay equipos que temporada tras temporada se la pasan sufriendo, son de media tabla y sus aficiones no los dejan, por lo que no se entiende el porqué al Santos Laguna, que es una escuadra triunfadora, la gente lo abandona y si para su desgracia llegan a perder dos o tres partidos seguidos en la temporada regular, los aficionados de inmediato piden la cabeza del entrenador.

En estos momentos ya todo se encuentra preparado para la fiesta de la semifinal en el TSM, ya se tiene preparado el operativo especial, en el cual habrán de participar todas las corporaciones policiacas, incluyendo al Ejército Mexicano.

Habrá una vigilancia en los alrededores del estadio, así como en el exterior y en el interior del mismo, además, elementos de Vialidad habrán de instalar los alcoholímetros, para evitar que alguna persona pasada de copas, pueda ser detectada y así evitar un accidente.

Los hoteles han tenido mucho trabajo, ya que hay personas que vienen desde diferentes partes del país para ver el encuentro. Los centros comerciales esperan un repunte en sus ventas y hasta los vendedores ambulantes esperan hacer su agosto en pleno mayo.

El partido es a las 10 de la noche y la afición sabe que el Santos se juega todo en su primer juego, sabe que el rival en turno es difícil, por lo que su apoyo será fundamental para darles esa motivación extra a los jugadores. Ahora, hay que disfrutar los primeros 90 minutos de una semifinal de 180, con la confianza en que los albiverdes saldrán con la victoria. 


walter.juarez@milenio.com