Vida Cotidiana

Y van pasando

No cabe duda que muchos jóvenes laguneros le sacaron jugo al famoso “halloween”, ya que desde el viernes por la noche, acudieron a diferentes reuniones vestidos con las caracterizaciones típicas de esa noche de brujas. 

Se pudo observar que el viernes y el sábado, los muchachos hacían largas filas en algunos antros ubicados sobre el bulevar Independencia, mostrando sus máscaras de payasos, de “chucky” y de muchos personajes de películas de terror.

En varias casas los jóvenes también realizaron sus reuniones durante el fin de semana, ya que saben que la noche del lunes difícilmente podrían llevarlas a cabo, ya que el martes hay que regresar a la chamba.

Pero ahora lo que viene es muy diferente, los laguneros ya se preparan para los días de finados, por lo cual las autoridades de los diferentes municipios han tomado cartas en el asunto. Muchas familias acuden a los cementerios este martes, aprovechando para hacerle una limpieza a las tumbas, llevarle flores a sus finados y realizar algunos rezos. 

Claro que lo más fuerte será el miércoles, en donde los panteones se convierten en una romería, luego de que las familias laguneras acudan en gran número para recordar a aquellos que se adelantaron. Esta tradición se ha convertido en una fiesta de respeto, ya que las personas que acuden, llevan grupos musicales para que les interpreten a los difuntos, las canciones que en vida disfrutaran. Es por eso que en los pasillos de los camposantos, se observarán mariachis, tríos, grupos norteños y hasta bandas, lo cual le da un colorido especial a este Día de Muertos.

Otras familias acostumbran a llevar la comida que tanto le gustaba a sus familiares que ya partieron, por lo que ahí frente a la tumba, los disfrutarán. Afuera de los cementerios, un gran número de comerciantes ya esperan a los visitantes, ofreciéndoles desde coronas, flores naturales, cañas y diferentes platillos, sin olvidar las famosas gorditas.

Con el Día de Muertos, prácticamente inicia el fin de año, ya que de aquí en adelante todos solamente piensan en la virgen de Guadalupe, posadas, navidad y fin de año, por lo que solamente queda esperar que llegue el 2017 con su cuesta de enero y a empezar a sufrirle.


walter.juarez@milenio.com