Vida Cotidiana

Lo van a demandar

La historia entre panistas parece que apenas empieza y como era de esperarse, tanto el diputado federal Guillermo Anaya Llamas, como el senador Luis Fernando Salazar, emitieron sus reacciones en torno a las acusaciones que hiciera en su contra el exregidor panista Rodolfo Walss Aurioles, quien los señaló de enriquecimiento inexplicable. Tanto Anaya Llamas como Luis Fernando, coincidieron al señalar que lo dicho por Walss Aurioles no es más que una reacción frustrada, ya que cada ocasión que pierde, siempre hace lo mismo y que las candidaturas simplemente se ganan con el voto de la militancia. Al exregidor se le conoce muy bien, ya que siempre se ha caracterizado por hablar, después de que el grupo de Anaya Llamas lo deja fuera de cualquier candidatura y ahora, no fue la excepción, por lo que la respuesta de los dos señalados tenía que aparecer y ambos habrán de denunciar penalmente a Walss Aurioles por el delito de difamación.
Tanto Anaya Llamas como Luis Fernando Salazar, saben que no es la primera ocasión que reciben ataques del exregidor, de quien dicen que los considera sus rivales, en lugar de ocuparse en aportar al partido, en sumarse y ganarse el apoyo de la militancia. Rodolfo Walss siente que tanto el diputado como el senador, que son los que lo bloquean ante la militancia, para que no pueda contender por algún puesto de elección popular y por eso en cada ocasión que puede, se lanza contra de ellos.
 Anaya Llamas y Luis Fernando Salazar conocen muy bien al exregidor, por lo que comentaron que en estos momentos Walss Aurioles ya está en pláticas con diversos partidos para adherirse a ellos, por lo que no dudan que esta sea la nueva versión de lo que será su campaña, claro, en caso de contender por una diputación local representando a otro organismo político. Ambos panistas saben que en su desesperación, Rodolfo Walss busca ganarse la confianza de otros partidos, busca con ataques lograr una candidatura, busca seguir el camino de aquellos que se han dejado seducir por el PRI.
Luis Fernando Salazar comentó que como servidores públicos, se encuentran obligados a rendir cuentas y él todavía más, ya que como panista, es promotor de la transparencia y su declaración patrimonial es pública. Anaya Llamas por su parte, señaló que sus ingresos no se limitan a lo que percibe o ha percibido como funcionario, ya que es abogado.


Walter.juarez@milenio.com