Vida Cotidiana

Se va

El mes de septiembre está por fenecer, por lo cual se dice que se termina el año,  ya que los meses siguientes son de festejos, diversión, para comprar y planear las festividades de Noche Buena y Año Nuevo.

La preparación para los festejos de la noche del 15, la noche del Grito de Independencia, hizo por momentos olvidarnos de la crisis económica que vive el país, del alza a la gasolina, del aumento del dólar y hasta de Donald Trump y su copete.

Pero ahora viene octubre, hay que prepararse para la noche de Halloween, misma que se ha hecho una tradición festejarla, por lo que antros y restaurantes se preparan con anticipación, para invitar a los laguneros a reservar sus lugares.

Además, en muchos hogares, también gustan de realizar fiestas de disfraces, con la visita de amigos, para pasar una buena velada acompañada de una carne asada o de cualquier platillo.Después viene los Días de Muertos, los cuales son para visitar a los seres queridos que ya partieron, por lo que la visita a los panteones además de ser obligada, también es una tradición en toda la región.

En el mismo mes de noviembre, los comerciantes ya se frotan las manos, luego de que regresa “El Buen Fin”, que de buen fin no tiene nada, ya que las ofertas son en muchas ocasiones engañosas, son para atrapar a los consumidores. 

Este “Buen Fin” con un aumento del 10 por ciento en los precios, habrá nuevamente de ofertar productos que solamente se pueden adquirir con tarjetas de crédito, para que los bancos tengan cautivos a sus cuentahabientes hasta por 24 meses.

Y es que no es posible que un televisor que está en rebaja, no se lo vendan de contado, ya que el gancho del precio es que lo adquieran con tarjetas a 18 o 24 meses sin intereses.A finales de mes empiezan los festejos a la Virgen de Guadalupe con las peregrinaciones y empezando diciembre, todos a gastar, ya que muchas empresas empiezan a entregar los aguinaldos.

Es cuando el dinero empieza a correr por la región, ya que inician las compras de regalos, juguetes, para las cenas de Navidad y Año Nuevo. No cabe duda que el 2016 se está terminando y como buenos mexicanos, a cerrar con broche de oro con fiestas por todos lados. 



walter.juarez@milenio.com