Vida Cotidiana

De última hora

Se termina el año 2014, pasó la Navidad y los laguneros la volvieron a disfrutar como en antaño, como en aquellos años que todo era felicidad, que nadie pensaba en la inseguridad, mucho menos en balaceras, secuestros, homicidios violentos, ataques a negocios, bares y demás.Esta Navidad fue diferente, la noche del 23 de diciembre y durante el día en el 24 de diciembre, los diferentes centros comerciales lucieron abarrotados, los laguneros realizaron sus compras de última hora para disfrutar de la cena de Noche Buena.Se podían observar que algunos padres llevaban los muñecos de moda como Spiderman, Max Steele o los superhéroes como Capitán América, Iron Man o Thor. Claro que no faltaban aquellos que para sus hijas llevaban las muñecas de moda, cocinas infantiles y demás accesorios.Muchos también acudieron a comprar de última hora lo que prepararían en la cena, por lo que los pasillos en donde estaban los pavos, la carne para asar y no se diga las piernas de puerco, así como los “bebestibles”, estaban repletos, ya que todos querían alcanzar lo mejor.Los jóvenes buscaban perfumes para las novias o amigas y ellas, trataban de encontrar desde un reloj, una corbata, un juego de plumas y no faltaron aquellas que llevaban un suéter, un chaleco o bien, una bonita camisa.Parecía cosa de magia, el dinero aparecía por todos lados, algunos sacaron sus ahorritos, otros lo que les quedaba del aguinaldo, ya que en el momento parecía que lo importante era comprar,  quedar bien con la familia y cumplir con la llegada de Santa Clós.El problema vendrá en enero, con los gastos que se tienen que cumplir, como lo son el pago del predial, las tenencias, así como para los que viven en La Laguna de Coahuila, el cambio de placas.Pero no solamente eso, también viene el pago de colegiaturas, la compra de algunos útiles escolares y si algo sobró de dinero, comprar unos cuantos juguetes más para cumplir con la tradición de los Reyes Magos.En fin, esto es una vez al año y es por ello que se aprovecha el momento, es época de regalar y es también una época en que se olvidan los problemas, una temporada en la que hay que perdonar y lo principal, dar mucho amor. El año 2015 ya llegará y hay que esperarlo con buen ánimo para salir adelante. 


walter.juarez@milenio.com