Vida Cotidiana

Desde siempre

El tema del bullying está en estos momentos en boca de todos. Para unos, es un problema social que se ha dejado sentir en los últimos años, pero para muchos otros, el “bullying” siempre ha existido, pero no tenía nombre.Hablar de la violencia entre los seres humanos no es fácil, pero en la realidad podemos decir que desde hace mucho, se han presentado los abusos de los más fuertes contra los más débiles, sin que a esto se le llamara bullying.Toco el tema a raíz de dos personas que me empezaron a bombardear con lo que vivieron en sus épocas de niños, de adolescentes y de adultos, ya que ellos comentan que en las escuelas primarias, siempre había pleitos, no faltaba el “gandalla” que te quitaba la torta, aquel que se quedaba con tu dinero.En la época de secundaria, los pleitos eran el pan nuestro de cada día, al igual que ahora, ya que en aquellos años, los setentas, el salirse de clases para aventarse un “tirito” era algo común. En aquellos tiempos, era la ley del más fuerte, con la ventaja que todo se solucionaba a golpes.Claro, no faltaba aquel que formara parte de alguna pandilla y con sus compinches acudían a las afueras de la escuela para vengar cualquier afrenta. En estos tiempos sucede lo mismo, ya que muchos jóvenes se escudan en sus amigos para mostrar su poder y dominar a los más débiles.También había pleitos entre las estudiantes, las cuales no pasaba que se dieran unos jalones de cabellos. Pero ahora, con los medios de comunicación, con las redes sociales que nos han invadido, nos damos cuenta de todo lo que sucede, no sólo en nuestro entorno, sino en todo el mundo.Creo que todos sabemos que las buenas costumbres empiezan en los hogares, como también sabemos que hay jovencitos que son abusivos, otros más se pasan de la raya con sus juegos y unos hasta tienen amenazados no sólo a sus compañeros, sino a sus maestros, los cuales ante el temor, tienen que soportar callados lo que sus ojos ven y que no pueden denunciar.Quizás en los setentas, el respeto a los profesores era mayor, pero ahora, muchos estudiantes acuden a estudiar armados, lo cual los convierte en un peligro para sus compañeros e instituciones educativas. No cabe duda que el bullying ha existido desde siempre, pero antes no tenía nombre. 



walter.juarez@milenio.com