Vida Cotidiana

Todos contra uno

Ahora sí se está llegando la hora, este miércoles es el último días de campañas electorales, por lo cual los cuatro de los siete candidatos y el que se unió a Morena, le están tirando con todo al que va a la cabeza. La que se ha mantenido al margen y está en su propia campaña con propuestas es Mary Telma Guajardo, la abanderada del Partido de la Revolución Democrática. Los otros cuatro, Javier Guerrero, candidato independiente, lo mismo que Luis Horacio Salinas, Guillermo Anaya del Pan y Armando Guadiana, saben que van abajo, que Miguel Riquelme, del PRI, sigue punteando las encuestas, por lo que han continuado con sus ataques, en lugar de hablar de propuestas.

El sampetrino Javier Guerrero, ha sido fiel a su palabra y ha dicho que no declinará, que continuará hasta el final, ya que confía en los ciudadanos que le dieron las 200 mil firmas y a ellos no les puede fallar. Pero no solamente eso, Javier Guerrero también ha caído en tirarle al gobierno, a Riquelme Solís, dejando de lado sus propuestas, que son las más convincentes.

Sabe Guerrero García que trae el mejor discurso, que gran parte del sector empresarial lo apoya, pero en los últimos días parece que le ha ganado la desesperación, se ha olvidado de decirle a los ciudadanos qué es lo que puede hacer si el triunfo lo favorece.

Armando Guadiana, empezó bien, natural, como es, pero en últimas fechas ya con más tablas empezó a agarrar el discurso de López Obrador, con ataques a todo mundo, empezando a perder pisada y más cuando José Angel Pérez, el del Partido del Trabajo, el del “arrreeee” declinó a su favor.

Ahí se sintió Armando Guadiana que ya tenía todo ganado, cuando el exalcalde no trae ni el uno por ciento de la votación.

Luis Horacio Salinas, sigue sin rumbo fijo, él con una campaña que nunca prendió y también le tira a los de arriba. Finalmente en Torreón, a Jorge Zermeño, el candidato del PAN a la alcaldía, los del Verde Ecologista lo descubrieron, ya que el exalcalde se “fusiló” las propuestas del candidato del PVEM a la presidencia municipal de Tepic, Nayarit, Alejandro Galván y mostraron las pruebas. Ahora Zermeño recibe un duro golpe y sólo queda esperar los que faltan. 


walter.juarez@milenio.com