Vida Cotidiana

Hay que saber reconocer

Es muy común quejarnos de la inseguridad, además difícilmente reconocemos que el índice delictivo ha bajado a su mínima expresión, por lo cual también se nos hace muy fácil criticar la actuación de los cuerpos policiacos.

Pero la realidad es que el ambiente que se vive en la región lagunera es otro, ahora se puede transitar por toda La Laguna tranquilamente, sin temor a quedar en medio de alguna balacera.

Los robos, asaltos y robos de vehículos, siempre se han presentado, pero los mismos comparados con los años del 2007 al 2013, han bajado considerablemente, gracias a la labor en conjunto de las fuerzas federales, estatales y municipales.

En una plática recordábamos aquellos años de violencia, en los cuales los decesos por armas de fuego estaban a la orden del día, los ataques a bares, diferentes negocios y hasta anexos de Alcohólicos Anónimos se presentaban un día sí y otro también.

Durante las noches, la tranquilidad era interrumpida por los estruendos de las armas de grueso calibre, por los granadazos que se lanzaban los grupos criminales.

También recordamos que en esos años violentos, no se escuchaban las sirenas de las patrullas, las cuales permanecían bajo resguardo, ya que los policías constantemente eran atacados a balazos.

Lo mismo sucedía con las ambulancias de la Cruz Roja, ya que sus paramédicos tenían indicaciones de no salir a prestar auxilio en alguna balacera.

Ellos lo hacían después de que la situación estuviera controlada por el Ejército Mexicano y la Policía Federal, ya que estaba de por medio su integridad física.Cómo no recordar también aquellas noches en que la región lagunera vivía toques de queda simulados, nadie salía de sus casas después de las nueve o diez de la noche.

Fue mucho el trabajo realizado por las fuerzas policiacas y para empezar, en Torreón hubo una depuración total de la corporación, sucediendo lo mismo en las direcciones de otros municipios de la región, hasta lograr con exámenes de control y confianza, volver a contar con policías que realmente ayuden a la ciudadanía.

Ahora, el gobernador Rubén Moreira presume y con justa razón, que los homicidios violentos bajaron y como ejemplo, dijo que en julio de 2012 se cometieron 80 asesinatos y en el mismo mes del 2016, van solamente tres.

Hay que reconocer la labor del Ejército Mexicano y su Mando Único, quienes en conjunto con otras corporaciones, lograron que la tranquilidad regresara a La Comarca Lagunera. 


walter.juarez@milenio.com