Vida Cotidiana

Una romería

Como era de esperarse, miles de laguneros acudieron a los diferentes cementerios para visitar las tumbas de sus seres queridos que ya partieron, convirtiéndolos en una verdadera romería.

El ir y venir de las familias inició desde las nueve de la mañana, mientras que afuera de los panteones, ya estaban instalados todos los puesteros, lo cual fue aprovechado por los visitantes. Afuera se podían encontrar toda clase de flores de la temporada de Día de Muertos, así como coronas para colocar en las tumbas, sin olvidarnos de las tradicionales cañas. 

Además, antes de ingresar a los camposantos, muchos visitantes se dedicaron a disfrutar de las fritangas, de las diversas comidas que se ofrecían, sin olvidar las gorditas. 

En el interior de los cementerios, parecía una gran fiesta, ya que la música proveniente de grupos contratados para cantarles a los seres queridos, alegraba el ambiente. Se podían observar grupos norteños, tríos, mariachis y no podían faltar las bandas, las cuales parecía que a la solemnidad del día, le daban un toque de alegría. 

Pero más allá de la romería que se vivió, se podían observar familias completas, abuelas, tíos, papás, hijos y nietos, haciendo labores de limpieza en las tumbas de sus seres queridos. Otros más después de haber limpiado las lápidas, se dispusieron a degustar la comida que llevaron, misma que era la favorita de ese familiar que se adelantó en el camino.

Los pasillos estaban llenos, el acarrear agua de un lado a otro, era el pan nuestro de cada día. No faltaron aquellas personas que ofrecían sus servicios, quienes con escoba en mano, cubeta y los artículos necesarios, quienes por algunos cuantos pesos realizaron la limpieza de algunas tumbas. 

También algo que destacó fue la vigilancia, ya que desde policías, bomberos, paramédicos de Cruz Roja y elementos de Protección Civil, estuvieron en todo momento auxiliando a quienes lo necesitaban, además de dar seguridad a los visitantes.

Los laguneros vivieron momentos de felicidad y nostalgia, recordando a sus seres queridos, por lo que la celebración del Día de Muertos, es una tradición que en nuestro país se festeja en grande. 



walter.juarez@milenio.com