Vida Cotidiana

A río revuelto

Mucho escándalo se hizo tras la detención de tres mujeres, quienes se dedicaban a asaltar diferentes comercios y cuya banda se le conoce como “Las Machorras”. Tuvo que venir a Torreón desde Saltillo el vocero de la Procuraduría General de Justicia (PGJE), Jesús Carranza, para dar a conocer tan “relevante” noticia, la cual vendría a dar “tranquilidad” a los negocios en la ciudad.
Y es que el escándalo sobre esta detención no cabe duda que fue mediático, para decir que una de las detenidas junto con un sujeto, había participado en el atraco al restaurante-bar María y así dar a entender que los asaltos a negocios de comida disminuirían considerablemente.
La PGJE hizo su trabajo, detuvo a las tres mujeres y las presentó con “bombos y platillos”, pero también hay que recordar que los asaltos masivos que se han presentado en diferentes restaurantes de la ciudad, fueron perpetrados por hombres jóvenes, por lo que es ahí en donde se puede señalar que los detenidos a últimas fechas, son producto de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”.
Debo de mencionar que estas tres mujeres son parte de una banda y una de ellas confesó participar en al menos 25 atracos, por lo que la pregunta es ¿si no aparecen los asaltantes de restaurantes y se genera todo el movimiento policiaco, se hubieran detenido a “Las Machorras”? Claro que no, estas mujeres hubieran continuado con sus atracos en forma impune, sin que nadie hiciera algo por detenerlas.
Quizás algunas pastelerías, estéticas, consultorios, así como pequeños restaurantes, puedan descansar por unos días con la detención de las tres mujeres, pero y ¿qué pasa con aquellos que asaltaron en forma masiva? Se fueron de la ciudad o están escondidos en alguna colonia de Torreón, ya que es fecha en que no han vuelto a dar un golpe como los que llevaron a cabo en varias ocasiones.
Los resultados que han entregado las corporaciones policiacas han sido pobres, pese a que se montaron operativos en los que participan elementos de la Policía Municipal, Estatal, Investigadora, Federal y el mismo Ejército Mexicano. Los delincuentes siguen haciendo de las suyas, continúan los atracos y no se diga las muertes violentas, las cuales no cesan en distintos puntos del municipio y las autoridades aprovechan el momento para dar a conocer las detenciones con “bombos y platillos”.


walter.juarez@milenio.com