Vida Cotidiana

El regreso

Algunos todavía con los ojos casi cerrados, otros somnolientos, unos más llorando o pegando de gritos y no faltaron aquellos que lo que más deseaban era volver a encontrarse con sus amigos del salón, al iniciar el regreso a clases luego de unas vacaciones de verano.Esto se vivió en las diferentes escuelas de la región lagunera y de todo el país, ya que millones de pequeñitos y jóvenes volvieron a las aulas para iniciar el nuevo ciclo escolar.En las entradas de las escuelas se podían observar a los pequeños cargando sus mochilas, en las cuales llevaban sus libretas, libros y todo lo necesario, además, muchos ya traían puestos sus uniformes, dándole colorido a este regreso a clases.El tráfico en las diferentes vialidades de la zona metropolitana aumentó considerablemente, los padres de familia, principalmente las mamás, apuradamente llegaron hasta las puertas de las instituciones educativas.Se vivieron escenas conmovedoras, en las cuales algunos niños de tres o cuatro años que por primera vez ingresaban a clases, soltaron el llanto, hicieron berrinche, ya que no querían quedarse solos, ante la mirada angustiada de sus padres.Afuera de algunas instituciones educativas, principalmente en el primer cuadro de la ciudad de Torreón, agentes de Vialidad apoyaron para dar fluidez al tráfico vehicular. También se observaron varias patrullas de la Policía Preventiva recorrer los alrededores de las escuelas.Fue un día diferente, muchas caras alegres, ya que los escolapios después de sus merecidas vacaciones, llegaron a sus aulas para platicar con sus amigos, para contarles las anécdotas que vivieron durante estos días que no tuvieron clases.Se contaron las peripecias que vivieron, los lugares que visitaron y algunos llegaron bronceados por sus viajes a las playas, otros no pudieron viajar, pero aprovecharon para visitar los destinos turísticos que se encuentran en esta región.Ahora, en La Laguna inicia un nuevo ciclo escolar sin mayores contratiempos, pero las autoridades educativas saben que esto es apenas el inicio, por lo que ante los casos de bullying que se han presentado, están muy vigilantes.Ahora, sólo queda esperar que los profesores, no vayan a salir con sus famosos paros que afecten el ciclo escolar. 


walter.juarez@milenio.com